La mayor parte de los recursos estarán afectados a la concreción de obras públicas, con más de 60 frentes abiertos en la ciudad. 


Dada la incertidumbre que supone la inflación y con un cálculo incierto respecto del fondo coparticipable para San Nicolás, el presupuesto 2019 se estima por encima de los $3 mil millones, en parte por los frentes de obra pública abiertos que son prioritarios para el Ejecutivo.

Tal es así que el 53% de la partida presupuestaria se destinará para tal fin, priorizando los trabajos en el zanjón San Nicolás, La Cautiva y La Verde.

Lo que más nos perjudica es la inflación, la pérdida del poder adquisitivo de lo que va cobrando el Municipio. No es lo mismo un ingreso en las arcas municipales de $100 millones y lo que podíamos comprar en enero con lo que podemos hacer ahora”, confió el secretario de Economía y Hacienda Miguel Battagia en diálogo con Somos San Nicolás.

Y añadió: “Realmente a diario estamos haciendo ajustes para poder atender el pago de todas las obras que tenemos en ejecución, pero por suerte tenemos proveedores en los plazos que hemos pactado para poder mantener ese círculo virtuoso”.

En el distrito genera empleo para unas 1500 familias y también es una buena oportunidad para que las pymes locales puedan proveer productos y servicios. “Invertir en obra pública no sólo nos lleva a crecer como ciudad, sino también a mantener el nivel de actividad económica en tiempos complicados”, sostuvo.






Comentarios