El accidente se produjo en inmediaciones de Viamonte y Fontella a plena luz del día. No hubo que lamentar víctimas. 


Producto de la colisión entre un patrullero de la fuerza local y una motocicleta, los dos jóvenes que circulaban a bordo del rodado menor debieron ser hospitalizados.

El siniestro se registró este lunes por la tarde en la intersección de Viamoente y Fontella, y aún es causa de investigación. No se descarta que el conductor del móvil se haya visto encandilado por el sol y no haya podido advertir la presencia del otro vehículo.

Quienes circulaban en la moto, una Guerrero 110cc de color roja, fueron derivados al Hospital San Felipe con múltiples fracturas, pero sin presentar riesgo de vida. Tienen 16 y 18 años. El tránsito estuvo demorado en la zona.






Comentarios