Ocurrió durante la madrugada de este domingo. Fue la propia víctima quien detectó una anomalía en la máquina mientras trabajaba. 


Más allá de la crisis que en este último tiempo golpeó de cerca a la empresa Fiplasto con suspensiones rotativas, este domingo un operario falleció tras quedar atrapado en una cinta transportadora luego de haber detectado una anomalía mientras trabajaba.

La víctima fue identificada como Sergio Moyano, tenía 33 años y residía en Ramallo. El horario de deceso se presume cerca de las 2, pero el cuerpo fue encontrado entre 15 y 20 minutos después.

Según la información recogida por El Norte, Moyano llamó a un compañero del área de mantenimiento para que lo ayudara a sopletear la máquina, pero después debió continuar solo. Si bien no hay testigos de lo ocurrido esa madrugada, la hipótesis que barajan los peritos de la Policía Científica es que primero “chupó” el soplete y él ya no tuvo tiempo para desprenderse y evitar ser arrastrado. 

El hecho quedó caratulado como averiguación de causal de muerte y recayó en jurisdicción de la Comisaría Segunda. El fallecimiento se produjo en el acto. 






Comentarios