La iniciativa elevada al Concejo apunta a promover la inclusión desde la diversidad sexual y la igualdad de oportunidades. 


Integrantes de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros (ATTA) presentaron ayer en el Concejo un anteproyecto para que se implemente el cupo laboral trans en el Municipio y pymes locales. “Queremos trabajar, no prostituirnos”, dispararon.

La iniciativa surgió después de un encuentro que mantuvieron los ediles del Frente Renovador con miembros de la organización Marea Diversa SN, y busca “integrar un enfoque pluralista que reconozca y afirme la complementariedad e indivisibilidad de todos los aspectos de la identidad humana para garantizar la inclusión laboral”.

“Este cupo consiste en que el 1% del personal municipal o de empresas pymes de la ciudad debe ser conformado por personas trans, travestis o transgénero”, refirió Karina Figueroa, una de los voceras locales de ATTA, a Somos San Nicolás

En la ciudad hay alrededor de 40 chicas trans, la mayoría desempleadas. “Somos muy pocas las que tenemos el secundario completo, las demás están terminándolo recién ahora. Pero la realidad en la que vivimos marca que por más esfuerzo que pongamos para trabajar, nos dan la espalda”, aseguró, y “muchas veces para pagar el pan y el techo no nos queda otra más que prostituirnos”

La iniciativa tuvo buena receptibilidad entre los ediles y apuestan a que se le dé el visto bueno. “Nuestro promedio de vida no supera en muchos casos los 40 años y siempre estamos expuestas. Ellos tienen que saber que hay gente que nos espera y nos quiere vivas”, sostuvo al respecto. 

(Fotografía: Somos San Nicolás)






Comentarios