La iniciativa apunta a promover la inclusión desde la diversidad sexual y la igualdad de oportunidades. "Tiene que ver con una demanda creciente en la sociedad", sostuvieron. 


Desde el bloque de concejales del Frente Renovador presentarán la próxima semana un proyecto de ordenanza en el Concejo que apunta a garantizar la inclusión laboral de personas del colectivo LGBTIQ+ y declara a San Nicolás como “ciudad amigable”.

La iniciativa surgió de un encuentro que mantuvieron los ediles del espacio que lidera el diputado provincial Lisandro Bonelli, junto con miembros de la organización Marea Diversa SN, y cuenta con el aval también de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de Argentina (ATTA). De acuerdo con sus fundamentos, busca “integrar un enfoque pluralista que reconozca y afirme la complementariedad e indivisibilidad de todos los aspectos de la identidad humana”.

En tal sentido, el presidente de la bancada massista a nivel local, Luciano Pastocchi, explicó que “el proyecto tiene que ver con una demanda creciente en la sociedad, cuyo principal objetivo es la incorporación de un cupo laboral del 3% en el Estado municipal”.

Además, agregó: “San Nicolás tiene varias cuentas pendientes en materia de derechos sociales, que afectan por ejemplo a las personas con discapacidad ya que la ordenanza no se aplica, y también a las mujeres víctimas de violencia de género, donde tampoco se respetó lo que aprobamos por unanimidad en el Concejo”.

“Vamos a seguir insistiendo al Municipio con estas iniciativas que apuntan a mejorar la calidad de vida de todos y todas”, concluyó Pastocchi.

(Fotografía: @MareaDiversaSN)






Comentarios