Con las firmas del intendente Manuel Passaglia y del secretario de Atención y Gestión Ciudadana, Carlos Capra, ingresó al Concejo una nueva iniciativa que apunta a descongestionar el corralón municipal, con vehículos que ya nadie reclama.

Entre las consideraciones que le dan fundamento, advirtieron sobre "el estado de saturación en que se encuentran los depósitos municipales donde se procede a la guarda de vehículos secuestrados por distintas contravenciones y falta de documentación, y que no han sido reclamados por sus propietarios". El proyecto de ordenanza será analizado este miércoles por la comisión de Legislación General, para después discutirse en el recinto.

Se dejó constancia de que además de autos y motos, la nueva legislación alude a camionetas, camiones, ómnibus, carretones y cuatriciclos.

Centralmente, lo que se propone es establecer mecanismos para donarlos a entidades de bien público, subastarlos o compactarlos. El plazo máximo para que el titular pueda reclamar será de 180 días, el propio líder del Ejecutivo actuará como Autoridad de Aplicación y se fija también la obligación de publicar los correspondientes edictos en el Boletín Oficial y el diario local.

“Si hubieren vencido los plazos y no se presentare el titular, se considerará que el vehículo ha sido abandonado. En este supuesto, la Autoridad de Aplicación estará facultada para iniciar los procesos de afectación, subasta o compactación”, indica la Ley bonaerense, que fija un marco protocolar general para todos los municipios.