Un joven de 29 años ingresó este fin de semana al Hospital San Felipe con una herida en el tórax. Denunció a un muchacho del barrio. 


Un joven de 29 años ingresó este fin de semana a la guardia del Hospital San Felipe con una herida de bala en el tórax y denunció que el disparo provino del arma de un vecino que lo asaltó y con quien mantiene una disputa de vieja data.

Según declaró la víctima, el sujeto -de unos 34 años- se presentó en su casa, empezó a los tiros y se llevó de la propiedad una máquina de soldar y las llaves de una moto.

Inmediatamente se concretó un allanamiento por calle Alberdi al 1100 y se corroboró que el delincuente tenía arresto domiciliario, distinguiéndosele una tobillera electrónica en una de sus piernas. De la vivienda incautaron además cuatro cartuchos calibre 22 y uno de escopeta calibre 24. La causa se caratuló como abuso de arma y robo.

(Fotografía: El Informante)






Comentarios