El conductor se percató de las llamas y alcanzó a salir antes de la explosión. 


Este martes por la noche, un automóvil que circulaba por el macrocentro se prendió fuego y obligó la intervención de bomberos.

El siniestro se desató pasadas las 23 a la altura de calle José Ingenieros entre Chacabuco y Olleros. El vehículo estaba afectado al servicio de remis, y el conductor logró salir ileso antes de que se desatara la explosión que terminó por consumir definitivamente el rodado.

Una dotación trabajó en el lugar para contener las llamas.

“Empecé a sentir humo y paré. No sabía bien que podía ser, pero calculo que algún desperfecto eléctrico”, declaró el hombre, que trabaja para la agencia La Cortada. No obstante, todavía se aguarda por los resultados de las pericias.

(Fotografías: El Informante)




Comentarios