Desde la cartera de Salud local salieron a poner paños fríos y descartaron que se tratara de una epidemia. 


Pergamino se cobró la quinta víctima por la bacteria Streptococcus pyogene y el caso encendió el alerta en la zona. Nicolás Dominé tenía 38 años y había ingresado el fin de semana a un sanatorio privado con un cuadro de neumonía, que evolucionó a sepsis en menos de 48 horas y falleció. 

Desde la cartera de Salud local salieron poner paños fríos y descartaron que se tratara de una epidemia. “Bajo ningún punto de vista hablamos de una situación que amerite tomar medidas como si se fuera un brote”, apuntaron, y se insistió en que “hay que seguir de cerca lo que vaya ocurriendo en los distintos efectores”.

El virus se detectó en un hemocultivo posterior y advirtieron sobre su rápido desarrollo.

“Es llamativa la premura con la que empeoró y, si bien es una bacteria muy conocida, tiene mucha capacidad tóxica dependiendo de las características del huésped. La edad no es un motivo, pero cuando hay menores involucrados existen mayores riesgos”, indicaron. Y añadieron: “No es para alarmar, simplemente es para estar atentos y hacer una visita la médico”.

Los dos primeros casos salieron a la luz en Capital Federal, y este martes se sumaron dos nuevas muertes en Rosario y Posadas. Las guardias de los hospitales en Buenos Aires colapsaron y hubo hasta seis horas de demora. También se duplicaron las consultas en Misiones

Síntomas y cómo prevenirlo

– Produce anginas, faringitis infecciosa, enfermedades de la piel infectocontagiosas (escarlatina), reuma infeccioso y afecta el tejido cardíaco. Además, se manifiesta con fiebre alta.

– El germen de la bacteria se aloja generalmente en la garganta y en la piel y suele proliferar en las semanas previas al fin del invierno.

– Se diagnostica por cultivo de hisopado de fausces y se combate con antibióticos.

– Son importantes las medidas de higiene y no automedicarse.




Comentarios