La ciudad hace gala del circuito en un corredor estratégico. "Es un vidriera al país", destacó Passaglia. 


A poco menos de un mes para el desembarco del Súper TC 2000, las obras en el autódromo local están casi terminadas y todo es expectativa.

El debut oficial será el fin de semana del 6 y 7 de octubre por la décima fecha del campeonato, lo que marcará la vuelta del automovilismo a San Nicolás tras varias generaciones en blanco y negro.

“El proyecto está posicionado para ser uno de los mejores de Argentina, y no creo que haya otros circuitos con esta calidad de construcción”, destacó el intendente Manuel Passaglia, en una apuesta más que importante para promover el turismo también desde el espectro deportivo. 

Las imágenes revelan el panorama completo del predio de 123 hectáreas en el que por segundo año consecutivo se realizó la megamuestra de Expoagro. “La idea es que haya actividad los doce meses”, refirió, y el espacio será escenario post carrera de diversos eventos recreativos: desde pruebas comunitarias de competición hasta truck days y ferias. 

Vista aérea del autódromo. (Archivo)

“Es una vidriera al país, con una ubicación excepcional en uno de los corredores más transitados de la Argentina”, resaltó el líder del Ejecutivo. 

Por su parte, Antonio Abrazian, CEO de la categoría, manifestó: “Creemos que la importancia de todo esto es devolverle el automovilismo a la zona y vamos a mostrar un gran espectáculo tanto adentro como afuera”. Con la pista completamente pavimentada, ahora los trabajos se concentran en los caminos perimetrales y la torre de banderilleros. 




Comentarios