Los agresores circulaban en moto y tras una espectacular persecución, fueron interceptados a las pocas cuadras. 


Un operativo de control casi termina en tragedia este lunes luego de que dos jóvenes de 17 y 26 años se resistieran a ser identificados y en la huida dispararan contra un móvil policial.

Circulaban en moto, y a la altura de calle Perazzo entre Chiclana y Berna abandonaron el rodado y se escondieron en una vivienda de la zona. Con la anuencia de la propietaria, los efectivos ingresaron al domicilio y se encontraron con otro menor que intentó impedir el accionar de las fuerzas de seguridad.

Forcejeos de por medio, lograron reducirlos y quedaron imputados por atentado, resistencia a la autoridad agravada, abuso de armas y portación ilegal de arma de fuego. También se secuestró entre sus pertenencias una pistola calibre 9 mm y un revólver recortado.

Según publicó El Informante, el adolescente fue entregado a la policía por sus propios padres, en tanto se investiga el vínculo que lo une a los agresores.




Comentarios