La nicoleña arrancó como titular pero no convirtió. El choque con japón será clave para pasar de ronda. 


La selección argentina de handball juvenil arrancó con el pie izquierdo y perdió en el debut mundialista contra el último campeón, Rusia. Fue derrota por 43 a 14, con la nicoleña Agustina Villarraza entre las titulares.

Si bien no convirtió, se transformó en uno de los pilares del equipo tras la renovación que sufrió el plantel.

Este jueves a las 15 (hora argentina), se mediarán ante Japón en lo que será un encuentro clave para las aspiraciones de alcanzar la segunda ronda. Hace dos años, en Eslovaquia lograron el 18º puesto, y entre sus objetivos -confió Villarraza- está mejorar esa posición. 

“Hace tres años nada más que juego al handball. Me pongo a pensar que voy a jugar un Mundial y no caigo, me parece mentira que en tan poco tiempo haya llegado hasta acá”, había señalado la jugadora del Club regatas antes de embarcase a Polonia.


En esta nota:

San Nicolás Deportes



Comentarios