El valor del metro cúbico pasó de $12,78 a $13,99, en un contexto donde el transporte sufre una baja en la demanda. 


La escalda del GNC desató en los últimos días varias quejas entre remiseros y taxistas, que entienden que el servicio se verá notablemente resentido por una baja en la demanda “con agencias que ya cerraron sus puertas y otras que están al límite”.

Así lo aseveró Patricio Bottazzi, la voz representativa de los remiseros, a El Norte. “El panorama es cada día más complicado. Es que con estos costos se hace difícil mantener una rentabilidad digna, porque además del GNC nos aumentan los repuestos, las cubiertas, las baterías y el mecánico”, sostuvo.

Así, el valor del metro cúbico que el 31 de marzo era de $12,78 se disparó a $13,99. Desde las estaciones de servicio salieron a justificar la suba, argumentando que “el valor del GNC estaba muy retrasado”. “El aumento es muy reciente. Aún no hemos tenido tiempo de evaluar si impactará o no en la demanda”, puntualizaron. 

“Al mismo tiempo se eleva el costo de vida, porque voy al supermercado y los precios también están más caros para nosotros”, agregó Bottazzi, quien, en cambio, fue menos optimista y aseguró que “la agencia ubicada en Alberdi y Sarmiento fue una de las tantas que bajó las persianas”. 




Comentarios