Referentes de las tres cámaras que nuclean al sector solicitaron que se faciliten los trámites que deben realizar los operadores.


Con la presencia de las cámaras sectoriales más relevantes, los contratistas rurales encabezaron un panel en Expoagro 2018 donde debatieron sobre las problemáticas del rubro. Entre las inquietudes que más se escucharon, el financiamiento para la adquisición de nueva maquinaria fue uno de los puntos más sobresalientes.

“Hoy avanza tanto la tecnología que una máquina, a los 5 años, ya es vieja y tiene una obsolescencia tecnológica muy elevada”, sostuvo Mario Bragachini, técnico del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) presente en las ponencias. 

Ante esta necesidad de recambio, el especialista mencionó una de los pedidos por el que tanto bregan los contratistas: el financiamiento. “Con la asociación de las distintas cámaras y federaciones, se logró que las líneas de crédito del Banco Nación sean prendarias y habilitó el acceso a los contratistas. Esto produjo una renovación del parque de maquinaria muy importante”, reconoció.

“Casi el 80% de lo que se hace en Argentina, lo hace el contratista. Específicamente, la siembra, entre el 55 y 60% la realiza un contratista. La pulverización está entre el 55 y 65% según la zona. Y la cosecha, en una época fue el 70%, y ahora es entre el 60 y 65%. Esto no ocurre en ninguna parte del mundo. Acá el contratista de granos hace 1300 horas al año, y en EEUU hace 300 horas”, manifestó el representante del INTA.

Del evento participaron los presidentes de las tres cámaras más importantes de esta actividad -FACMA, CACF y FeArCA-, además de gran cantidad de público allegado a la temática se acercó para discutir y conversar aquellos temas que preocupan al sector.

César Antonietti, presidente de FeArCA, destacó durante su exposición la necesidad de facilitar los trámites que deben realizar los aeroaplicadores. “En el mundo de la digitalización, nuestro país va a contrapelo de la realidad. Si queremos llegar lejos, hay que poner mucho empeño y digitalizar este tipo de cuestiones, de manera prolija, rápida y controlable. Queremos que nos controlen de manera justa pero también mejor”.

En la misma línea, Patricio Aguirre Saravia, presidente de CACF, pidió flexibilizar y allanar el camino a todos los trabajadores, que se encuentran con problemas diariamente, principalmente en las rutas. “Nos pasó una vez, que las rutas estaban cortadas y tuvimos que desviar por rutas provinciales. Como no teníamos un permiso especial, ya que nos desvío el corte de imprevisto, nos retuvieron los equipos 48 horas y tuvimos que pagar multas astronómicas. Y cuando llevamos los papeles, nos piden siempre uno más”, detalló. “Las leyes se fueron superponiendo una con otra y ahora es muy complicado desenredarlo. Este tipo de cosas debemos cambiar”, exigió.


En esta nota:

Expoagro 2018 Agro Titulares


Comentarios