Las aplicaciones móviles permiten determinar estrategias de riego y mantener Buenas Prácticas Agrícolas.


El seguimiento de variables climáticas despierta mucho interés entre los productores por lo cual en la Expoagro se les acercan herramientas que permiten brindar soluciones en esta materia.

La cordobesa Kilimo es una aplicación que, a través de datos satelitales y de estaciones meteorológicas de acceso libre, recomienda estrategias de riego a medida. Detrás del desarrollo hay dos jóvenes ingenieros en computación y un ingeniero agrónomo.  “Es offline, lo que se convierte en una ventaja si se considera que las decisiones se toman en el campo”, remarcó Rodrigo Tissera su fundador.

La empresa Berecolabs presentó el primer sistema de certificación para lo que son las Buenas Prácticas Agrícolas (BPAs), que responde a la lógica de internet de las cosas. “Certificamos las condiciones meteorológicas al momento de la aplicación de los fitosanitarios, mediante una red de más de 100 estaciones conectadas a internet, en tiempo real”, explicó Ariel Cohen.

“El dato objetivo que medimos con la estación lo contrastamos con el mejor de los pronósticos, que luego mejoramos mediante algoritmos de aprendizaje automático”, agregó.

Otra de las empresas que acaparó la atención del público fue Booster Agro, una aplicación que unifica cinco pronósticos climáticos en una misma pantalla. Con tan sólo 8 meses de vida, ya hay más de 25 mil productores de Argentina, Uruguay, Brasil y Bolivia que la utilizan, y tienen el apoyo de grupos de inversión estadounidense, alemán, argentinos y de Brasil.

El producto actualmente es de descarga gratuita y vinimos a Expoagro a presentar la nueva versión Premium, con algunos plus de información en materia de producción, alarmas y alertas sobre plantas más propensas a sufrir alguna enfermedad”, señaló uno de sus fundadores, Marcos Alvarado.

Cabe señalar que en el mismo espacio está presente la aceleradora de negocios del Grupo Clarín, Xpand, en su primera participación en una exposición agrícola a cielo abierto. El objetivo de esta división de negocios es invertir en aquellos emprendimientos nacionales que buscan inversión en etapa temprana. Además, su foco se centra justamente en tecnologías que aporten soluciones a la producción e industria agropecuaria.


En esta nota:

Expoagro 2018 Titulares Agro


Comentarios