Aseguran que Argentina podría escalar al puesto 8 o 9 en el ránking mundial de exportadores en 2018, luego del la 11° posición del año pasado.


La actividad ganadera tiene un rol preponderante en la megamuestra Expoagro y la jornada “Ahora, Brangus”, realizada este miércoles para dar cuenta del valor de la producción de la especie para lograr novillos destinados al consumo interno y ayudar a la creciente exportación de carne, fue la excusa para que especialistas puedan realizar un diagnóstico del sector.

Todos los disertantes coincidieron en valorar el repunte de las ventas al exterior de cortes vacunos, luego de años de caída. “Argentina viene del cuarto subsuelo, levantando fuerte. Ya estamos en la planta baja, subiendo al primer piso. Es la analogía que mejor refleja el resurgimiento en las exportaciones de carne bovina de nuestro país, que supo ocupar el cuarto lugar, hoy está en el 11, pero viene del 14″, indicó Víctor Torelli, analista de haciendas, que expuso un panorama hacia el futuro.

“Este año vamos a alcanzar cerca de 400 mil toneladas, que nos pondría en el octavo o noveno puesto a nivel mundial, confirmando una tendencia creciente que es muy importante”, manifestó Torelli sobre las perspectivas para 2018.

Entre los elementos que gravitan para diseñar un escenario positivo en materia de exportación bovina, figura la posibilidad de ganar mercados en China y la posibilidad de la firma del tratado clave de libre comercio con Europa.

“El acuerdo con China probablemente se empiece a implementar desde el segundo semestre o último cuatrimestre del año. Mientras que el mercado con EEUU no hay razón para que siga cerrado porque ya tenemos todo en regla, pero sigue demorado. El tratado de libre comercio con Europa, que según mi opinión se va a firmar, significará para el Mercosur casi 100 mil toneladas más de carne exportada con hueso, con bajo o cero arancel de ingreso”, dijo el analista

Las negociaciones con México, Corea y Japón, en ese orden, según Tonelli, tmabién aportan un promisorio pronóstico, auqnue la aperura de dichos mercados se prevé para el emdiano plazo.

Otro que opinó en representación de la industria de la faena fue Jorge Torelli, consultor del BID y gerente general de Frigoríficos Mattievich. “Nuestro mercado más importante es China que ha crecido fuertemente, está apareciendo incipientemente Rusia y seguimos pendientes de la apertura del mercado americano. El desafío de los productores y la industria ahora pasa por ensamblar el consumo interno para poder integrar una media res con un alto valor que termine derramándose sobre toda la cadena, que tiene muy buenas perspectivas. Independientemente de la coyuntura actual de sequía, donde ya se puede escuchar que los precios se han derrumbado en los remates de invernada, hay que apuntar al largo plazo”, sintetizó.


En esta nota:

Agro Expoagro 2018 Titulares


Comentarios