Yolanda Martínez quedó presa junto a su esposo y su hijo. La víctima declaró por teleconferencia debido a las amenazas.


Una familia fue condenada este viernes en Rosario a penas de entre 4 y 9 años de prisión por captar a una mujer en Misiones para su explotación sexual en Nicolás, según informaron fuentes judiciales.

Yolanda Martínez, su esposo Mario Delgado, su hijo Martin y su novia, Marlene Ayala fueron condenados por haber engañado a una mujer con una falsa oferta de trabajo en Posadas para traerla al norte bonaerense y obligarla a prostituirse.

El juez federal Mario Gambacorta sentenció a la primera mujer imputada a cumplir 9 años y 6 meses de prisión por el delito de trata de personas con fines de explotación sexual, agravado por abuso de la situación de vulnerabilidad de la víctima.

En tanto, Delgado fue condenado a 8 años de prisión por ser participe necesario y la misma calificación fue para Ayala, condenada a 4 años y 6 meses y a Mario Martín Delgado, quien deberá cumplir 4 años en prisión.

Todos fueron imputados por el fiscal general Federico Reynares Solari, como “coautores del delito de trata de personas con fines de explotación sexual, en su modalidad de captación, traslado y acogimiento, agravado por haber mediado engaño y abuso de la situación de vulnerabilidad y haberse consumado la explotación sexual”.

El fiscal había solicitado la pena de 12 años de prisión para Martínez y 10 para Mario Delgado, mientras que para su hijo y su nuera el pedido fue de 8 años.

Además solicitó el decomiso del dinero secuestrado que ascendía a la suma de 82.507 pesos y de un inmueble de calle América 365, donde obligaban a la victima a prostituirse.

El juez decidió otorgar ese monto a la víctima nacida en Paraguay, quien está radicada en Misiones.

En ese marco, voceros de la Justicia explicaron a la prensa las dificultades para dar con la mujer obligada a prostituirse, ya que “se encontraba amenazada por los imputados, y por eso mudo de domicilio constantemente, e incluso a veces se iba a Paraguay”.

La mujer fue hallada en Misiones y se le pudo tomar declaración testimonial por videoconferencia desde el Tribunal Oral de Posadas, donde fue asistida por una psicóloga del Ministerio de Justicia de esa provincia.

Según el testimonio, la joven acusada bajó de un auto que era conducido por Martin Delgado y le hizo una oferta de trabajo en San Nicolás. En aquella oportunidad, relató que viajó con Martínez desde Posadas y ya en territorio bonaerense las recogió Mario Delgado en su camioneta.

Así, los imputados la tenían cautiva en una casa que compartía con otras mujeres y solo salía a la calle acompañada de la principal imputada.

Martínez fue señalada además como quien recaudaba el dinero y le cobraba el 50 por ciento de las ganancias, mientras que Mario Delgado le retenía 80 pesos para la comida.





Comentarios