La empresa confirmó su decisión luego de que se venciera la conciliación obligatoria. 


Treinta empleados de la empresa Bio Ramallo fueron despedidos este martes luego de que se venciera la conciliación obligatoria.

Según el sitio El Informante, la empresa había confirmado su decisión de hacer efectivas las cesantías en la última reunión del jueves en el Ministerio de Trabajo, por lo cual la firma desde el viernes ya no dejó ingresar a los empleados a la planta.

Ante este panorama, desde el gremio de los Aceiteros comenzaron con las medidas de fuerza y esta mañana realizaron un corte total en las dos entradas del Parque Industrial pese a la lluvia y el frío, a la espera de que la empresa reconsidere la decisión y les devuelva sus puestos de trabajo.





Comentarios