Mauro Sosa fue condenado en el marco de un juicio abreviado. El hecho ocurrió en enero de 2017. 


Un hombre fue condenado a tres años y medio de prisión por el incendio en la Catedral, ocurrido en enero de 2017. El fallo judicial se dio en el marco de un juicio abreviado.

La jueza Laura Fernández encontró culpable a este sujeto, identificado como Mauro Sosa, por ser coautor penalmente responsable del delito de incendio con peligro común para los bienes en los términos del artículo 186.

Según consigna El Informante, el fiscal Julio Tanús, a cargo del caso, recordó que el episodio ocurrió el 26 de enero del 2017. Seis dotaciones de bomberos trabajaron en el lugar: cinco de San Nicolás y una de la localidad santafecina de Villa Constitución. 

Pese al esfuerzo del personal de bomberos, las llamas destruyeron el altar y el cielo raso, arruinó las paredes y los elementos de madera del templo.

Tras el hecho, Sosa estuvo 8 meses detenido y en agosto de ese año fue excarcelado. Luego, el condenado cometió un robo simple y luego un robo calificado por el que quedó detenido preventivamente hasta el día de la fecha.

Finalmente, la jueza Fernández consideró como agravante, la extensión del daño causado, habiéndose destruido parte del acerbo cultural y religioso de la ciudad y haber herido la sensibilidad de los católicos.

Por otro lado, Tanús dijo que junto al acusado había un menor cuando ocurrió el siniestro, pero que finalmente fue puesto en libertad.





Comentarios