El pasado 25 de junio aprobaron la Ley de Zonas Frías, el que impulsará una reducción en las tarifas de gas para municipios de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Mendoza, San Juan, San Luis y Salta. En la provincia, más de 91 mil hogares sanluiseños serán beneficiados y abonarán un porcentaje menor en sus facturas de gas.

//Mirá también: Cinco mil emprendedores puntanos serán beneficiados con créditos blandos de la provincia

Así, los residentes de las zonas contempladas en el proyecto, que registran temperaturas muy bajas durante el invierno, tendrán una disminución de entre 30% y 50% en las facturas de gas, de acuerdo a la situación económica de cada sector, según indica uno de los artículos de la iniciativa.

Incluimos a ocho departamentos y Ayacucho nos quedó afuera, pero tiene muy poco de lo que es gas por red. Por lo que es prácticamente insignificante lo que queda afuera”, comentó el diputado nacional por San Luis, Carlos Ponce, en diálogo con Lafinur FM Radio.

Y agregó: “Por supuesto que nos hubiese encantado poder integrar también a Ayacucho, pero hay cuestiones que son técnicas y tienen que ver con las mediciones de temperatura”.

Carlos Ponce, diputado nacional por San Luis.Gentileza.

Sin embargo, el legislador no descartó que en un futuro puedan adherir a otros departamentos. “Es una ley que prorroga un fondo fiduciario y esa prórroga es hasta 2031. Ahí se vuelve a medir y a estudiar la integración de más departamentos”, destacó Ponce.

“También se puede desistir de este beneficio. Sería bueno y solidario que muchos desistamos del beneficio para que en la próxima ampliación, de acá a 10 años o antes, se puedan incorporar más zonas porque muchos desistieron del beneficio porque lo pueden pagar”, destacó el diputado.

//Mirá también: Representantes de entidades agropecuarias solicitaron una reunión con Rodríguez Saá

Detalles de la Ley de Zonas Frías

  • La tarifa diferencial implicará una disminución del 30% de la factura de gas correspondiente en los usuarios en general, de los ocho departamentos que fueron incluidos.
  • La reducción será del 50% para beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo, de pensiones no contributivas y jubilados -hasta 4 salarios mínimos-, del monotributo social, usuarios que perciben seguro de desempleo y empleados de casas particulares.
  • También están incluidos en el 50% los trabajadores monotributistas cuyo ingreso anual mensual no supere cuatro veces el salario mínimo vital y móvil; electrodependientes y aquellos que cobran la pensión vitalicia por veteranos de Guerra de Malvinas.
  • El plazo que indica el proyecto se extiende por 10 años y estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2031.