Juan Pablo Funes, el hijo del recordado “Búfalo” Juan Gilberto Funes y actualmente diputado provincial en San Luis fue quien hizo un sentido homenaje a Diego Armando Maradona, recordando el acompañamiento el astro que le dió a su familia cuando murió su padre.

Juan Pablo indicó que no sólo pagó los gastos de la clínica para que entregaran los restos de su padre sino que también puso colectivos para que los jugadores que quisieran vinieran a despedirse a San Luis. Después también habló del partido homenaje al Búfalo que jugó sin autorización de la FIFA y que sirvió para pagar las deudas de su familia.

Los últimos días de vida de mi papá, estaba en coma y se despertó, en ese momento fue Diego Armando Maradona, Juan Gilberto Funes había estado soñando con una Ferrari roja y Maradona le prometió que cuando el Búfalo saliera de ese estado en el que estaba, iban a ir juntos a buscarla. Diego (Maradona) vino a San Luis y su amigo se había ido pero quedaba su hijo, quien está hablando en este momento. Maradona abrió una juguetería en la madrugada y cumplió con la promesa a su amigo, al Búfalo, y compró una Ferrari roja de juguete y me la regaló a mí, en el medio de la madrugada cuando me acababan de decir que yo no lo iba a ver más a mi papá”, sostuvo Funes Bianchi.

Maradona estuvo en la ciudad de San Luis cuando todo el pueblo se volcó a las calles para despedir al Búfalo, fue en Enero 1992 cuando Maradona fue testigo del reconocimiento y el amor de la gente con sus ídolos. El acompañamiento del féretro de Funes por las calles de San Luis desde el ex Salón Blanco hasta el cementerio en un rio de sanluiseños muchos años mas tarde fue el propio Maradona quien se recordaría de ese partido homenaje