A partir de este lunes, los padres y tutores de los estudiantes de San Luis tienen total libertad para decidir si envían o no a los chicos a las clases presenciales. Así lo manifestó el gobernador Alberto Rodríguez Saá y lo confirmó el ministro de Educación de San Luis, Andrés Dermechkoff.

//Mirá también: Rodríguez Saá anunció que no habrá medidas restrictivas y que “cada uno sabe lo que tiene que hacer”

Al respecto, Rodríguez Saá resaltó: “El que considere que su chico por cualquier causa dentro de la pandemia, no tiene que ir, o tiene temor, no va, no lo tiene que mandar. Es optativo con toda libertad”.

Para ello, las familias deberán comunicarles a los docentes y directivos de los establecimientos educativos si los chicos asistirán a clases presenciales o si cursarán de forma virtual. Y desde este lunes cuentan con 48 horas para informar cuál es la modalidad seleccionada.

Desde el Gobierno pidieron responsabilidad a la hora de tomar la decisión, ya que esto llevará a reorganizar burbujas.

La decisión se toma porque teníamos algunas realidades que estábamos viviendo en nuestro sistema educativo. Teníamos algunos comunicados de madres que, por ejemplo, tienen tres hijos, y uno padece enfermedad de base y estaba desde la virtualidad, y los otros dos tenían que concurrir a la presencialidad, entonces el riesgo estaba”, explicó el ministro al Diario de la República.

Y resaltó que “de ningún modo está destinado a sobrecargar al sistema educativo, menos a los docentes, que están haciendo un trabajo increíble”.

//Mirá también: Destacan la necesidad de la presencialidad cuidada en las escuelas

Los sindicatos repudiaron la medida

La Asociación Sanluiseña de Docentes Estatales (ASDE), la Unión de Trabajadores Argentinos (UDA), la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet), el Sindicato Argentino de Docentes Particulares de San Luis (Sadop) y docentes autoconvocados se pronunciaron en contra.

Además, este domingo también se manifestó la Unión de Trabajadores de la Educación Pública (UTEP). Desde el gremio solicitaron que se suspendan por 14 días “de manera provisoria las actividades presenciales en las instituciones educativas en aquellas localidades donde se superan los índices establecidos para ser considerado de alto riesgo”.

Desde UTEP entregarán este lunes al Gobierno un plan de contingencia y solicitarán una audiencia con el ministro de educación. Ya que consideran necesario interrumpir la presencialidad en las escuelas para “bajar la curva de contagios y liberar camas de UTI destinadas a la atención de pacientes graves de Covid-19”.