Las hermanas están imputadas por "siembra y cultivo de plantas para producir y comercializar estupefacientes".


El miércoles a la tarde las hermanas Daniela, de 28 años, y Florencia Oyarzabal, de 25, fueron liberadas del Servicio Penitenciario de San Luis, luego de que fueran imputadas por “siembra y cultivo de plantas para producir y comercializar estupefacientes”. 

El 12 de abril las hermanas estudiantes de medicina, en la Universidad Católica de Cuyo, fueron detenidas por la Policía de San Luis luego de un allanamiento en su vivienda, ubicada sobre la calle Aristóbulo del Valle, de la capital puntana, en donde encontraron 80 plantas de marihuana. 

Mirá también: Dos estudiantes de medicina cayeron presas por vender marihuana

Las jóvenes venían siendo investigadas hace unos ocho meses, aseguró en su momento la directora de la Dirección Lucha contra el Narcotráfico, comisario mayor Andrea Cura.

Maximiliano Del Signore, uno de los tres abogados que representa a las jóvenes, junto a Marcos Juárez y Federico Luis Magis Olguín, dialogó con El Diario de la República: “Luego de un intenso trabajo pedimos a la Policía Federal que realice una encuesta socio ambiental. A través de ella se pudo comprobar que no representan un peligro para la sociedad”.

Del Signore aclaró que las jovenes están viviendo con un familiar y no hay riesgo de fuga.

Las hermanas puntanas tenían unas 80 plantas.

La entrevista socio ambiental consistió en preguntarles a quienes viven cerca de su vivienda cuestiones relacionadas a si estudian, qué estudian, si trabajan, y de qué viven, entre otras cosas.

Son dos estudiantes, una de ellas estaba a punto de recibirse, el jueves de la semana pasada, y tiene excelentes notas“, argumentó Del Signore y agregó que brindarán más detalles, en una conferencia de prensa el lunes próximo.





Comentarios