Este lunes se cumplieron tres días de su desaprición tiene 75 años y su familia está desesperada.


Elba Romero Tapia es jubilada, tiene 75 años y vive en la capital puntana. Su familia está desesperada porque desde el viernes a las mañana que salió a trabajar no regresó a su hogar. Su pareja realizó la denuncia de paradero. 

Tapia es de nacionalidad chilena y su único familiar es su pareja, Bernardo Aravena. Al no tener otros familiares en la provincia, una de las hipótesis que maneja la policia es que tal vez viajó a su país de origen por algún motivo. Sin embargo las autoridades de la fuerza la buscan en hospitales y casas de allegados.

Lo que llama la atención del caso, es que no hay razones para que la mujer le ocultara a su pareja del supuesto hecho de que haya tenido que viajar.

Su pareja aseguró no haber tenido problemas ni discusiones con la mujer.

Elba Romero Tapia mide 1,50 metros, es de contextura delgada, piel trigueña, ojos café y usa el cabello corto lacio, de color rojizo.

La denuncia está radicada en la Comisaria 2ª de la ciudad de San Luis y consta de que Elba salió temprano, a las 7 del viernes, de su casa rumbo a sus labores diarias y a cobrar su sueldo.

El comisario Roberto Molina, jefe de la comisaría, informó a El Diario de la República que descartaron que la mujer haya abordado un colectivo de larga distancia aunque aún hay una posibilidad de que pueda haber viajado en el vehículo particular de algún conocido.

El juzgado Correccional 1 tomó el caso y los investigadores centran la búsqueda en centros de salud y en viviendas del entorno de Tapia por las que quizás pasó.

Aquellas personas que creen haberla visto o puedan aportar datos comunicarse con las autoridades a los teléfonos de la dependencia policial: 4422703, 4473088. O al 911. De lo contrario dirigirse a la dependencia policial más cercana. 






Comentarios