La Comuna confirmó que la poda de árboles, las luces Led y el descenso de la temperatura colaboró al resultado.


La plaza Pedernera de la ciudad de Villa Mercedes en San Luis estaba invadida por tordos y golondrinas, por suerte para los vecinos estos últimos días notaron que las aves ya no se veían; el Municipio de la ciudad confirmó que gracias a la baja de temperatura, las lluvias, la poda de los árboles y el cambio de luces a Led, lograron hacer que emigraran. Sin embargo aseguraron que continuarán con tareas de prevención para cuando llegue la época de su regreso.

Igor Ziganowski, jefe de Programa de Medio Ambiente, explicó a El Diario de la República que: “Los reflectores que colocamos en los plátanos de la vereda comercial de Lavalle, desde la heladería hasta la esquina del instituto, dieron buenos resultados. La reducción del follaje de los árboles era vital para que los otros recursos hagan mejor efecto. Y además tuvimos la suerte de que el láser haya cubierto todos los árboles de la plaza”.

También explicó que tras la poda notaron un gran cambio, tanto en la aparición de las aves, como en la suciedad y los malos olores. “El efecto positivo iba a llegar a medida que les fuéramos quitando confort a los lugares en donde se erradican los pájaros. Además tuvimos la suerte de que la situación climática nos ayudó bastante con estos fríos fuertes que hubo. Esto nos da más tiempo de prepararnos para después del invierno”, aseguró.

Plaza Pedernera en Villa Mercedes, San Luis.

La queja de comerciantes y vecinos era mas que justificada, ya que durante el verano prácticamente no podían pasar por la plaza, ni disfrutar de sus espacio verdes debido al fuerte mal olor que generaba el excremento de los pájaros.

“Fuimos pacientes, entendimos y apoyamos cada uno de los métodos que se tomaron. Esta vez creo que dio un buen resultado así que esperemos que continúen con estas medidas para que la próxima temporada no tengamos que lamentarnos de nuevo”, manifestó Daniel Redital, propietario de la heladería Itatí.

El funcionario manifestó que a partir de ahora vecinos y comerciantes podrán pasear y vender mejor; por su parte Servicios Públicos está realizando las tareas de limpieza, mantenimiento e incluso cambiando la tierra de los canteros.

Cuando viene el frio estas aves suelen irse, pero vuelven en pequeñas bandadas en primavera, otras más en octubre y luego en verano son miles. Es por eso que la Comuna planteó la posibilidad de tener todo listo en junio o julio para que la plaza Pedernera no sea otra vez su refugio. 

“Si lo planteamos en cuanto a la función de la estrategia, principalmente haríamos una reducción de follaje en los árboles de toda la plaza, después si llegamos a tener casos de árboles afectados pondremos reflectores de luces Led de bajo consumo, y si ninguna de estas medidas da resultado y se asientan las aves vamos a aplicar el repelente”, concluyó el Ziganowski.






Comentarios