La joven de 23 años fue a increparlo y el anciano de 80 años le pedía disculpas; ella filmó todo con su celular. Fue en San Luis.


El jueves al mediodía, en la Villa de Merlo en San Luis, Candelaria Ochoa difundió en las redes el incómodo momento que pasó cuando un comerciante de 80 años le ofreció mercadería a cambio de sexo. Según relató la joven de 23 años, el propietario del negocio, que es un hombre de unos 80, le habría dicho que: “No te va a faltar nada si venís”.

La joven no pudo hacer como si nada hubiese pasado, por eso unas horas después volvió al negocio pero acompañada por dos personas con quienes increparon al anciano, que entre tantos gritos e insultos intentaba pedirle disculpas. “Te pido perdón de rodillas”, le rogó.

Todo el episodio quedó registrado en un video que la joven decidió subir a su red social con una publicación que dice: “Bueno, básicamente el video consta de un viejo hijo de re mil yuta pidiéndome disculpas por haber tratado de tener relaciones sexuales conmigo a cambio de mercadería, con la promesa de que “no te va a faltar nada si venís”, agarrándome del brazo para llevarme a la parte de atrás del local y pidiéndome que me quede para estar con él, mientras yo me negaba en todo momento y él no me dejaba ir, entre otras cosas. El señor tiene 81 años, vive en Merlo hace 1 y tiene ese local de productos regionales llamado “El Granjero” en la calle Becerra, de la mano del Supervielle, casi llegando a Los Almendros. 

“Esta publicación es porque, además de hacerme pasar un momento de mierda y de mucha ansiedad, pretende salir impune pidiendo disculpas y diciendo “nunca se equivocaron ustedes?” cuando mientras el me decía todas esas cosas, yo le dije Podes ser mi abuelo, y él respondió: PUEDO SER TU TATARA ABUELO, PERO PUEDO SER UN POCO DEGENERADO.”

“No me callo más, NO NOS CALLAMOS MÁS. No me olvido, no perdono y no me reconcilio.”

“Hoy fui yo la que tuvo que pasar por esta situación del orto, mañana puede ser cualquiera”.

“Siéntase libres de compartir para alertar a la gente de Merlo y alrededores”.






Comentarios