Un veterinario de la localidad aseguró que las huellas pertenecen a un humano. La policía informó que los vecinos solo vieron un "bulto negro" y no un primate.


Aunque los hermanos Gatica y una adolescente aseguran que vieron a una especie de “gorila” y que temen por su seguridad, hace ocho días que la Policía junto a vecinos de la localidad puntana de Quines buscan intensamente algo que no aparece. Ahora personal de Medio Ambiente descartó que la huella fuese de un primate e informó que los vecinos simplemente dijeron ver un “bulto negro”. Por lo que la historia del “gorila” está a punto de ser una leyenda local.

Las huellas encontradas del supuesto gorila apodado “Quineti”.

Aunque las autoridades de la fuerza habían dado por finalizada la búsqueda, este lunes el veterinario local Jorge Manelli confirmó que: la huella es de un ser humano. De acuerdo a lo informado por Carina Garro, jefe de la Policía de Medio Ambiente, la pisada corresponde a un hombre que calzaría aproximadamente 37.

Por otra parte Garro detalló a El Diario de la República que quienes dijeron ver al “gorila”, nunca lo mencionaron como tal, sino que dijeron ver “algo parecido a un mono” o “un bulto oscuro”. Y agregó que los hermanos Javier y José Gatica, quienes aseguraron haber visto al primate, seguirán al resguardo de la comisaría local, ya que aún temen por la seguridad de sus hijos.

Quines, San Luis.

El supuesto gorila fue avistado por primera vez por los dos hermanos que lo “vieron” dentro de su propiedad, un campo con mucho monte, barrancas y vegetación, donde encontraron un gran número de huellas. A partir de allí, 15 efectivos de la Policía Medio Ambiental, baqueanos y lugareños hicieron rastrillajes con perros de la división Canes y drones. Incluso hasta le colocaron señuelos con frutas y miel, pero no pudieron volver a verlo y mucho menos atraparlo.

Fue en ese momento que renunciaron a la búsqueda y comenzaron a barajar la posibilidad de que el animal no fuera real, hasta este lunes cuando todas las pistas confirmaron sus sospechas.






Comentarios