Continúa el misterio en la localidad sanluiseña de Quines. Encontraron huellas y algunos aseguran que pertenecen a un primate, pero otros lo desmienten. 


Desde el domingo pasado a la noche, un hombre que bañaba a su hijo salió al patio a orinar cuando, a lo lejos, observó una figura de 1,80 metros de color negro que saltó dos alambrados sin tocarlos, es decir, con una increíble capacidad atlética. La Policía Ambiental de San Luis busca intensamente al supuesto gorila por la zona de la Banda Este. pero aún se desconoce el paradero del animal; lo único cierto es que: las huellas encontradas infieren que se mueve en un perímetro de un kilómetro y medio, por el campo de la familia Gatica.

La Policía realiza rastrillajes en el pueblo de los que participan diez efectivos y cinco baqueanos comandados por el comisario y jefe de la Unidad Policial Ambiental Nº 5, Marcelo Díaz.

Las huellas encontradas del supuesto gorila apodado “Quineti”.

El lunes a las 22 salieron a la búsqueda de “Quineti”, que mantiene en vilo a todos los vecinos de Quines, y uno de los chicos que lo vio por primera vez escuchó un ruido detrás de ellos, cuando todos fueron a investigar, encontraron las huellas. Alguien los seguía silenciosamente.

Según informó la Policía, está descartado que se trate de un humano que se haya disfrazado de mono solo para asustar o bromear a los habitantes de Quines. Aparentemente las huellas encontradas distan mucho de ser humanas y están convencidos de que son muy similares a las de un primate. Sin embargo, nadie más vio al simio merodeador. 

“Seguimos con los rastrillajes (…) trabajamos con un sistema de visión nocturna, pero los resultados fueron negativos. Hasta el momento no hubo avistamientos del animal, pero sí encontramos huellas que tienen una gran similitud a las de un primate. Gracias al rocío que cayó sobre el terreno, las pisadas son muy notorias. Descartamos que sean de un humano, no sólo por su forma, sino porque el animal ha pisado sectores con muchas espinas y es imposible que un hombre no se lastime al pasar por allí”, reveló Díaz.

Además la Policía Ambiental buscó al gorila hasta con un drone, pero de momento no aparece. 

La acción de las autoridades inició el domingo cuando dos vecinos de la zona de Banda Oriental, de esa localidad serrana situada en el noreste de la provincia, afirmaron haber visto a un gorila caminar por los arbustos situado en las afueras de una chacra.

Expertos aseguran que es imposible

“No hay mucha información sobre el aspecto físico, algunos dicen que tienen cola. Nos pasaron huellas pero no parecen las de un gorila o chimpancé”, comentó el integrante del Área de Flora y Fauna del Ministerio de Medio Ambiente, Nicolás Bistolfi.

Luego explicó la diferencia con lo que vieron los testigos: “Es poco probable que sea un gorila, quizás por las características se puede tratar de un mono carayá del norte, no es lo más común que pueda ocurrir pero puede ser un mono de Latinoamérica lo que apareció. Pero esos animales tienen menos de un metro de altura”.

Los encargados de vigilar la fauna y flora provincial recordaron que si se trata de un mono, debería estar de manera ilegal en la provincia, ya que está prohibida su tenencia como mascota.

Fuente: El Diario de la República.






Comentarios