La Policía Ambiental de San Luis junto con los vecinos están en plena búsqueda. 


Los habitantes de la localidad sanluiseña de Quines viven estas últimas horas bajo un halo de misterio porque desde el domingo pasado a la noche, un hombre que bañaba a su hijo salió al patio a orinar cuando, a lo lejos, observó una figura de 1,80 metros de color negro que saltó dos alambrados sin tocarlos, es decir, con una increíble capacidad atlética. Ahora la Policía Ambiental de San Luis busca a un supuesto gorila en la zona de la Banda Este.

“No sabemos qué es, pero encontramos huellas similares a las de ese animal” aseguró el encargado del operativo, comisario y jefe de la Unidad Policial Ambiental Nº 5, Marcelo Díaz.

Quines, San Luis.

El lunes por la tarde-noche, ocurrió algo similar, un testigo aseguró haberlo visto a 200 metros de distancia en una chacra. “Lo describió como una figura negra que iba hacia el monte, de manera tranquila. Caminaba y se paraba de a ratos”, sostuvo Díaz.

El jefe de la Unidad Policial Ambiental Nº 5 contó que encontraron huellas en una zona lisa y otras en el monte: “Son similares a las de un pie humano pero descartamos que sean de una persona por el gran tamaño”.

El lunes cerca de las 22, diez oficiales y cinco baqueanos salieron a la búsqueda de la misteriosa figura que mantiene en vilo a todos los vecinos de Quines. Uno de los chicos que lo vio por primera vez escuchó un ruido detrás de ellos, cuando todos fueron a investigar, encontraron las huellas. Alguien los seguía silenciosamente.

Díaz argumentó que nadie en el pueblo sabe nada, ninguno dijo tener cautivo a un animal de esa naturaleza. También descartan que haya llegado con un circo porque no se otorgan permisos para transportar gorilas y, si alguno lo hizo, fue de manera ilegal.

Ante tanto misterio, los representantes de la fuerza de seguridad investigaron que existen gorilas en la selva amazónica pero es imposible de cruzar hacia este lado del país. Y, además, supone que el mamífero realizó toda una travesía hasta la provincia sin ser visto, algo dificil de creer.

El martes a las 21 comenzó otra ronda de búsqueda para dar con “Quineti”, así apodaron al supuesto gorila, por la Banda Este, una zona suburbana que está a unos tres kilómetros del centro de Quines.

El comisario explicó que la búsqueda se hace de noche porque, de acuerdo a las personas que lo vieron y a la investigación, el supuesto gorila apareció y se mueve en la oscuridad. Y precisó que utilizarán un visor nocturno que permite, además de ver por la noche a distancia, filmar.

Expertos aseguran que es imposible

“No hay mucha información sobre el aspecto físico, algunos dicen que tienen cola. Nos pasaron huellas pero no parecen las de un gorila o chimpancé”, comentó el integrante del Área de Flora y Fauna del Ministerio de Medio Ambiente, Nicolás Bistolfi.

Luego explicó la diferencia con lo que vieron los testigos: “Es poco probable que sea un gorila, quizás por las características se puede tratar de un mono carayá del norte, no es lo más común que pueda ocurrir pero puede ser un mono de Latinoamérica lo que apareció. Pero esos animales tienen menos de un metro de altura”. 

Los encargados de vigilar la fauna y flora provincial recordaron que si se trata de un mono, debería estar de manera ilegal en la provincia, ya que está prohibida su tenencia como mascota.

Fuente: El Diario de la República






Comentarios