El presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica confesó que la cantidad de turistas sorprendió a todos los hoteleros de la provincia.


El fin de semana largo por el festejo del carnaval generó en San Luis plena ocupación hotelera, sobre todo en localidades como Potrero de los Funes, Merlo, El Trapiche, San Francisco del Monte de Oro, Villa Mercedes y capital.

Rubén Giménez, presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica, confesó a El Diario de la República que “fue una sorpresa para todos los hoteleros de la ciudad la cantidad de gente que vino este fin de semana, realmente no lo esperábamos. Superó todas nuestras expectativas” y añadió que: “Hubo una alta ocupación en todos los hoteles de la capital y fue lo mejor de esta temporada. La verdad es que no teníamos pensado trabajar tanto este fin de semana”.

Giménez se arriesgó a decir que el porcentaje de ocupación “anduvo por encima del noventa por ciento y aunque todavía no tengo la evaluación de los colegas gastronómicos, me animaría a decir que en general a ellos también les fue bien porque al menos por lo que yo pude ver, la ocupación de plazas gastronómicas también fue muy alta”.

Ademas el dueño del Hotel Belgrano destacó que “este fin de semana ha sido, en lo que va del año, el mejor momento que hemos tenido. Pero con valores muy importantes. Por lejos fue mucho mejor que la temporada de verano donde la ocupación de los hoteles del centro de la ciudad no superamos el 30 por ciento en enero y febrero, que es nuestra temporada alta”.

Entre sábado y domingo, “hubo una afluencia de público increíble, que hacía rato que no veíamos, a tal punto que tuvimos que llamar a otros colegas para preguntar si tenían lugar porque seguía llegando gente a pedir habitaciones y nosotros ya estábamos completos. Pero la respuesta de ellos era la misma, no tenían plazas vacantes. Fue muy difícil conseguirles alojamiento”.

Ariel Gómez Arroyuelo, jefe del Programa Promoción Turística, señaló que “desde el sábado se registró plena ocupación en Potrero de los Funes, El Trapiche, San Francisco y Merlo. Y desde esas localidades se empezaron a derivar turistas a las ciudades cercanas. Por ejemplo, hasta Villa Mercedes recibió una afluencia de turistas muy importante, más allá de que mucha gente llegó a ver el Carnaval Provincial de los Pueblos en La Pedrera”.

El mismo fenómeno se produjo en Villa de Merlo, “porque después que Merlo se llenó, la gente se fue derivando hacia Carpintería, Los Molles, Papagayos y Cortaderas”, agregó Arroyuelo y dijo que “en San Luis pasó lo mismo, a tal punto que el sábado a la tarde solo quedaban dos habitaciones disponibles en el Hotel España, que a la noche se ocuparon”.

Arroyuelo aseguró que “a diferencia de lo que sucedió durante enero y febrero donde el turismo fue más gasolero, esta vez se notó un turista que consumió más. Este fin de semana vimos gente esperando en los restaurantes para poder comer, algo que no se vio durante el verano” y afirmó que en promedio “se registró un consumo diario de entre 1.800 y 2.000 pesos”.






Comentarios