La joven llegaba en auto con su hija pequeña y el malviviente la amenazó con un arma de fuego. Fue en un barrio de la capital puntana. 


La inseguridad en San Luis va en incremento y sus habitantes cada vez están más preocupados. El miércoles, Leila se convirtió en una nueva víctima cuando un motochorro la amenazó con un arma de fuego y le robó una mochila mientras ella llegaba en auto con su hija a su casa en el barrio El Hornero, de la capital puntana. 

Leila Ordoñez no dudó en publicar en su red social Facebook su enojo e indignación: “Este hdp me robó hoy a la mañana en la puerta de mi casa, en el barrio El Hornero, en la calle Victoria Ocampo”.

La cámara de seguridad muestra cómo el asaltante llegó en una moto, con el casco puesto y estacionó junto al cordón de la vereda. Es un hombre robusto, vestía bermudas, una remera y llevaba una mochila en la espalda.

El Diario de la República logró entrevistar a Leila, quien detalló que fue a aproximadamente a las 10:15. “Estaba bajando del auto con mi hija y me apuntó con un arma. No me pegó, solo me apuntó y me dijo que no gritara, que le diera toda la plata y que me callara la boca por mi hija”, relató.

El delincuente se bajó lentamente de la moto, midiendo los movimientos de la joven y luego caminó hacia ella, siempre con el casco puesto. Unos metros más adelante se levantó la remera y sacó un arma de fuego de la parte delantera de la cintura.

Se fue contra Leila, la amenazó con el arma y le quitó la mochila. Adentro “tenía el DNI mío y el de mi hija y el celular Iphone 7 plus negro”, contó la victima.

El segundo video muestra cómo el delincuente se ponía el bolso de la víctima en el pecho y se lo sujetó a un hombro, mientras volvía a la moto sin prisa. Se subió al vehículo, giró en “U” y escapó por la misma calle, en el sentido contrario al que llevaba cuando llegó.

Leila contó que ya bloqueó su teléfono y pidió que le avisen por Facebook si lo ven publicado para la venta.

La joven quiso hacer la denuncia en la Comisaría 3ª pero no pudo porque estuvo más de una hora esperando. “Me fui porque tenía que ir a trabajar, iré mañana (por este jueves)”, señaló.

El jefe de la seccional, comisario inspector Marcelo Sepúlveda, contó que “vino una señora a la que le habían robado en la puerta de la casa, le dijeron que esperara, que estaban atendiendo a otra persona. Estuvo esperando y después se fue. Quisiéramos contactarla”, confesó. 






Comentarios