"Teníamos que llegar sí o sí. No hay otra opción, así es nuestra vocación de servicio", explicó uno de ellos. 


Los Bomberos de Villa de La Quebrada, en San Luis, iban en el camión pero se quedó sin combustible y tuvieron que tomarse el colectivo interurbano, que diariamente recorre la zona, para llegar a apagar un incendio. El hecho sucedió hace unas semanas, pero se replicó nuevamente debido a las redes sociales. 

Bomberos Voluntarios de Villa Larca.

Pareciera arte de magia cómo en las redes sociales algunas publicaciones vuelven a tomar repercusión, así sucedió con el caso de los Bomberos Voluntarios de la localidad sanluiseña. Según El Chorrillero, el efectivo Fernando Piñeiro publicó: “Vi ésta publicación y la verdad que me puso orgulloso de saber que estoy del lado correcto. Ellos son bomberos voluntarios de Villa de la Quebrada, San Luis, que fueron en colectivo a apagar un incendio forestal. Felicito a la dotación porque pudieron cumplir con el servicio con sacrificio, desinterés y abnegación; gracias por ser bomberos”. 

Por su parte, el jefe del cuartel de Bomberos Voluntarios de Villa de la Quebrada, Roberto Albornoz, dialogó con el mencionado medio digital y explicó que se trató de un foco ígneo que se generó el mes pasado (enero). “Nos habían notificado sobre un incendio en la zona rural, a unos 16 kilómetros del pueblo. Cuando salimos sucedió que no teníamos los medios suficientes y el camión se quedó a mitad de camino”, recordó. 

Bomberos Voluntarios de Villa Larca.

“Teníamos que llegar sí o sí. No hay otra opción, así es nuestra vocación de servicio”, señaló y añadió que por eso no dudaron en llegar en transporte urbano.

Albornoz destacó la solidaridad de su grupo humano integrado por hombres y mujeres de todas las edades, incluso por adolescentes que aspiran a dar la vida por los demás.

También remarcó la ayuda de los vecinos, que colaboran cotidianamente con la institución que lleva 10 años sirviendo a la comunidad.






Comentarios