Fuentes policiales informaron que la mujer iba con su hija y se despertó cuando el auto mordió la banquina y dio un tumbo. Se salvaron de milagro. 


El jueves cerca de las 10, en el kilómetro 745 de la Autopista de las Serranías Puntanas, a la altura de Fraga, una turista, que viajaba con su hija de 7 años, se quedó dormida, mordió la banquina y dio un tumbo que las dejo de cabeza. Afortunadamente ambas resultaron ilesas.

Madre e hija resultaron ilesas tras el accidente.

Vanesa Lorena Becerra, de 41 años, y su hija se dirigían desde Buenos Aires hacia Mendoza en su Chevrolet Celta cuando, según informó a El Diario de la República el jefe de la Subcomisaría 14ª, Omar Aguilar la mujer se quedó dormida, su auto mordió la banquina y dio un tumbo que lo dejó de cabeza a pocos metros del asfalto.

Las dos ocupantes del vehículo, oriundas de la ciudad bonaerense de Quilmes, fueron asistidas por efectivos de la Subcomisaría 14ª, de Fraga, Policía Caminera y personal del Ente de Control de Rutas. Además, de una ambulancia del Sempro que las atendió en el lugar.






Comentarios