A pesar del conflicto llegaron a un acuerdo para realizar el congreso peronista el viernes 7 de febrero, "en calma y prudencia".


El miércoles por la tarde comenzó a haber un movimiento inusual en el Partido Justicialista de la sede de la capital puntana; pasado el mediodía Adolfo Rodríguez Saá había presentado la alianza “Juntos por la Gente”, que lo lleva a él en la boleta para postularse a gobernador, y más tarde llegó el mandatario puntano, Alberto Rodríguez Saá, acompañado por sus funcionarios. Rápidamente los hermanos convocaron a todos los militantes pero hubo tensión y disturbios cuando alguien tiró un gas pimienta. Finalmente llegaron a un acuerdo y establecieron “las reglas” para el congreso albertista del viernes. 

Disturbios en la sede el PJ en San Luis.

En un confuso episodio, alguien tiró gas pimienta dentro de la sede del Partido Justicialista, por lo que se labró un acta con el objetivo de pactar “algunas normas de convivencia” para los preparativos y desarrollo del congreso de mañana.

Según informó La Gaceta Digital el incidente con el gas produjo que varios justicialistas terminaran tosiendo, por lo que hay versiones contrapuestas, los albertistas dicen que fue un adolfista y viceversa.

El Gobernador de San Luis estuvo acompañado por la mayoría de los funcionarios de su gabinete, entre ellos: Natalia Zabala Chacur, ministra de Hacienda; Sergio Freixes, ministro de Producción; Angela Gutierrez de Gatto, secretaria de Vivienda y Zulema Rodríguez Saá, directora de Laboratorios Puntanos, entre otros.

​El ministro de Seguridad, Diego González fue uno de los que conformó la comisión que acompañó a la secretaria Electoral Federal, Sonia Randazzo en la inspección para garantizar que las instalaciones estén en orden para el congreso.

Según​ informó El Diario de la República, Alberto Rodríguez Saá: “Primero nos dijeron que el partido funcionaba normalmente. Nosotros insistimos y le pedimos al juez que tome la medida de determinar dónde funciona cada órgano y 24 horas antes del Congreso o un tiempo antes que la sede del partido quede disponible exclusivamente para el funcionamiento del Congreso. La respuesta de ellos fue que no era necesario porque el partido funcionaría normalmente. Pero nosotros, el periodismo, yo, la propia escribana, todos vivimos lo que pasó hoy aquí. Estas provocaciones y la obstaculización de nuestra tarea. Necesitamos que el Congreso haga los actos preparatorios previos, prepare las mesas para que cada congresal se acredite, tener los lugares para invitados especiales, para los congresales y para que la comisión de poderes del Congreso actúe y se desempeñe normalmente”.

Luego de los disturbios en la sede el PJ en San Luis por el gas pimienta, los memes no tardaron en viralizarse por las redes sociales.

“Nosotros, en un primer momento, quisimos hacerlo en el club La Merced, porque sabíamos que esto podía suceder. Nos impugnaron, nos dijeron que allí no se podía hacer. Vinimos aquí porque nos dijeron que nos facilitarían todo. Pero nada de eso sucedió. Todo lo que pasó hoy se lo estamos comunicando al juez. Le pedimos al juez que tome las medidas para que funcione perfectamente el Congreso y sus autoridades y que sea en armonía. También que 24 horas antes se disponga de la sede y luego se la devolveremos a la autoridad del partido. Nadie quiere tomar la sede como se está diciendo en las redes. Eso no es así. Nosotros queremos hacer nuestro trabajo con tranquilidad, no queremos tomar nada”, explicó.

“Hay algo supremo, democrático, republicano y de la ley de los partidos políticos y de la jurisprudencia de la Cámara Federal Electoral. Dice ‘debe permitirse a los órganos funcionar’. Que traducido sería ‘los órganos deben hablar porque son el ámbito de convivencia, de discusión. Entiendo que esto está claro y hay que permitirle al órgano que funcione. Lo que hay aquí son acciones que quieren impedir que el Congreso hable. ¿Por qué lo quieren impedir? Porque la situación nacional y provincial es delicada y porque el partido enfrenta próximamente elecciones. Y hay que definir quiénes son nuestros amigos para formar el frente y cuáles son los límites para armar ese frente. Y nosotros establecimos que todos aquellos que son opositores al gobierno nacional pueden participar de nuestro frente. Nuestro límite es Mauricio Macri”, concluyó.






Comentarios