Agustín Fernández de 24 años, Gianni Cauda de 25 y Luciano Reynoso, de 22, son tres amigos de Guaymallén, Mendoza, que recorren la provincia de San Luis en bicicleta cumpliendo su sueño. Planificaron el viaje con antelación, dejaron sus trabajos, juntaron plata, les avisaron a sus familias y emprendieron la aventura.

Más unidos que nunca los amigos mendocinos recorren el suelo puntano en tres bicicletas diseñadas perfectamente para llevar todas las provisiones necesarias. Dos canastos que en su interior llevan la carpa, bolsas de dormir, fideos, arroz, un farol de noche y el infaltable compañero de ruta: el equipo de mate.

Asombrados y felices rodeados del verde que puebla Estancia Grande dialogaron con El Diario de la RepúblicaGianni, quien es el menos vergonzoso, contó que: "Hace bastante que teníamos en mente salir a la ruta, pero por una cosa u otra no se daba. Pero hace dos semanas empezamos a planificarlo. Sabíamos que no necesitábamos de muchas cosas, solo nos importaba que nuestro medio de movilidad esté en buenas condiciones". 

Firmes en un su decisión, los amigos no la pensaron más y querían emprender la aventura, pero antes debían darles la noticia a sus familias. "Nuestros padres no nos creían hasta que llego el día y nos fuimos", dijo Luciano, quien además toca la guitarra y espera en el camino encontrar otros músicos que tengan la misma pasión que él.

"Los tres ahorramos, compramos un poco de comida y trajimos todo de nuestra casa", expresó Agustín, con una gran sonrisa al recordar el momento en el que les comentó a sus padres lo que tenía en mente: "Primero pensaban que estaba loco, obviamente que les dio miedo, pero es cuestión de animarse y no escuchar a los que tratan de frenarte", expresó y buscó la mirada cómplice de sus amigos.

Finalmente, el miércoles 9 de enero el papá de Gianni los acercó hasta el límite con San Luis, donde los esperaba un camión con sus bicicletas.

A tres horas a pedal de la capital puntana, comenzó la travesía en la que recorrerán más de 500 kilómetros, porque los jóvenes desean llegar hasta CórdobaPero primero "pasaremos por Merlo, visitaremos los pueblos y luego volveremos a Mendoza", detalló entusiasmado el mendocino.

Ellos coinciden que eligieron San Luis como su primer destino por sus ríos, el verde, los paisajes y sobre todo por la gente. "Desde que llegamos no nos dejan de preguntar si necesitamos algo, y hasta cuando vamos en la calle nos dan fuerza para seguir. Los caminos de acá son preciosos, la verdad es que estamos maravillados", expresaron encantados. 

"La ventaja de salir en bicicleta es que no contaminás. El combustible son nuestras piernas y las ganas de vivir experiencias nuevas juntos. Cuando vas en auto miras para arriba y ves el techo, en la bici contemplás el cielo, los árboles y pájaros", expresó Luciano.

Gianni tiene una bici que se destaca por sobre las otras dos, ya que se tomó el trabajo de ponerle en la rueda delantera un porta termo: "Lo llevo para todos lados, no lo puedo dejar. Es mi fiel compañero", aseguró el joven, mientras que con su mano lo acomodó en su lugar y destacó que no es el primer viaje que hace. "En enero del año pasado me fui con mi hermano a un congreso de medicina en montaña a Santiago de Chile. Tardamos cuatro días en llegar a los Andes y bajar los caracoles. La experiencia fue increíble, los dos compartimos la misma pasión", recordó con un poco de nostalgia.

Los amigos posaron abrazados para retratar un momento que vivirá en sus corazones por el resto de su vida. "Estamos ansiosos. Seguiremos firmes hasta donde nos dé el combustible ", manifestaron felices.