Estaba a 5 metros de profundidad. Hasta la tarde del lunes nadie había ido a reconocerlo. Fue en Villa Mercedes, San Luis. 


El lunes por la mañana unos albañiles que trabajan en una obra ubicada en calles Tallaferro y Zoilo Concha, de la ciudad sanluiseña de Villa Mercedes, se encontraron con una triste sorpresa: en el fondo de un pozo de 5 metros de profundidad que hay en el lugar había caído un perro. Los bomberos lograron rescatarlo y trasladarlo a un refugio. 

Los albañiles de inmediato dieron aviso a los bomberos voluntarios de El Fortín quienes, después de varias maniobras, lograron sacarlo con vida. El animal fue trasladado al refugio de contención para ser examinado por un veterinario.

Estaba golpeado pero sin quebraduras. Foto: El Diario de la República.

El comandante Gabriel Giménez explicó a El Diario de la República que los mismos empleados quisieron sacarlo pero que el animal intentó morderlos. “No tenían los medios para descender. Cuando llegamos, primero descendimos por una escalera pero por diámetro del hueco no podíamos trabajar cómodos. Así que entre dos hombres utilizamos cuerdas, lo aseguramos y luego lo izamos”, describió.

Una vez rescatado, fue examinado en primera instancia por Laura Ferrer, la responsable de la Unidad de tenencia responsable de animales, quien observó que el can estaba golpeado pero sin quebraduras. “Está muy delgado por eso lo trasladamos al refugio para que lo examine el veterinario y determine si tiene alguna lesión. A simple vista no se lo ve deshidratado pero está delgado así que lo llevamos para que mejore”, contó.

El perro es de tamaño mediano y adulto. Hasta ayer a la tarde no había aparecido ningún vecino que lo reconociera como propio. “Hay que tomar conciencia de que los animales no deben estar en la vía pública, si bien esta obra estaba cerrada, de alguna forma entró y se accidentó. Esperemos que si tiene dueño lo reclame para que vuelva con su familia”, dijo Ferrer.






Comentarios