En medio de la crisis, el funcionario ostentó su fortuna. También le obsequió un gimnasio que cuesta unos 900 mil pesos. 


Los puntanos están que trinan tras conocer que el vicegobernador de San Luis, Carlos Ponce, le regaló a su hijo un BMW valuado en cerca de un millón de pesos. El ostentoso regalo lo hizo en medio de una crisis económica importante y cuando – para intentar afrontarla- el Gobierno anunció la entrega de un bono de fin de año por sólo $2000 a los empleados públicos. 

El sitio El Diario de San Luis consigna que Carlos Ponce le regaló a su hijo un BMW Serie 3 2.0 318i Sedan Executive 136cv que cuesta unos 800.000 pesos. Pero eso no es todo, el mimado del vicegobernador también adquirió un gimnasio en pleno centro de la ciudad de Villa Mercedes donde su inversión rondaría en los 900.000 pesos.

Hace poco menos de cuatro meses, Carlos Ponce también se compró un automóvil de alta gama “Honda Civic 2.0 Ex-l” con un valor de mercado que supera el millón de pesos. También posee una propiedad de unos $10.000.000 que incluye un quincho para más de 60 personas.






Comentarios