El gobernador repasó la historia de la Policía puntana y pidió colaboración. 


El gobernador Alberto Rodríguez Saá ofreció un discurso en Las Chacras, tras repasar la historia de la Policía puntana, en el que explicó: “Estamos haciendo muchos cambios generacionales. No son fáciles, pero son importantes y buenos en una era científico-tecnológica complicada”. Allí mismo pidió que lo ayuden a combatir la pobreza. 

A la emblemática plaza asistieron además el vicegobernador Carlos Ponce, el ministro de Seguridad Diego González, el jefe de Policía Fabricio Portela, funcionarios y autoridades judiciales. En el techo empedrado del Monumento, las familias de la comunidad policial soportaron el frío de la noche para acompañar la celebración. Al fondo, cerca de los enormes álamos y bajo unos tenues faroles, las motos policiales formaron un semicírculo con parpadeantes luces azules, a espaldas de los cientos de cadetes y efectivos.

“Los jóvenes deben ir empoderándose porque es la era de ellos, y nosotros tenemos que abrir los corazones, las puertas y ventanas para que los que se van incorporando nos vayan ayudando”, dijo el gobernador, para luego cosechar todos los aplausos por expresar: “Estoy orgulloso de que a la plana mayor también la integra la mujer policía. Tienen que ser cada vez más”.

Rodríguez Saá también consideró el panorama nacional. “Si hay menos pobres también mejoran los índices de seguridad. La lucha contra la pobreza da enormes resultados”, dijo.

“Hay muchos chicos en el país (y si hubiera en San Luis, detectémoslos y ayudémoslos) que se van a dormir a la noche con la panza vacía”, agregó.

El acto incluyó también la entrega de reconocimientos a efectivos destacados en la diferentes divisiones. Asimismo, se realizó un minuto de silencio para los oficiales caídos en cumplimiento del deber.

El mandatario aprovechó la ocasión para compartir la historia y algunas anécdotas de la institución. Recordó que fue creada en 1858 durante el gobierno de Justo Daract. “Le tocó ser gobernador en un momento en el que estaban terminando las luchas entre unitarios y federales. Y lo elegimos porque era un hombre prudente, de paz y armonía”, repasó.

La importancia de Las Chacras donde San Martín reclutó puntanos para la campaña libertadora, el Fuerte Constitucional (hoy Villa Mercedes), los últimos momentos en la vida del coronel Juan Pascual Pringles y los primeros cadetes de la escuela policial fueron otros de los episodios evocados por el gobernador.

“Cada vez que vengo a esta reunión recuerdo a mi padre, Carlos Juan Rodríguez Saá, que muy joven fue jefe de la Policía de la Provincia, durante la gestión de Toribio Mendoza y Reynaldo Pastor. Tengo las fotos fundando la enfermería policial”, contó.

En el transcurso de la jornada, la celebración también incluyó olimpíadas deportivas y una caminata desde plaza Pringles hacia la Jefatura Central en la ciudad capital. Al final, este aniversario se coronó con fuegos artificiales sobre el antiguo campamento.






Comentarios