Es por el caso del interno Diego Ernesto Gil, quien cumplía prisión preventiva hacía dos meses. Estaba enfermo, "no le brindaron atención médica" y falleció el 6 de septiembre por una grave neumonía.


El ministro de Seguridad de San Luis, Diego González y autoridades del Servicio Penitenciario Provincial fueron denunciados ante la Justicia por “abandono de persona, seguido de muerte”, en referencia al caso del interno Diego Ernesto Gil, de 34 años, quien falleció el 6 de septiembre, luego de estar dos días internado por una neumonía, en el Hospital San Luis

El abogado Diego Bazla brindó detalles a la prensa y explicó que “Gil perdió la vida luego de haber estado dos días internado y haber padecido una situación extremadamente grave en la que fue dejado a su suerte, abandonado y colocado en total desamparo con respecto a su salud”.

Además Bazla explicó que hace un mes le pidieron una audiencia al ministro de Seguridad para dialogar sobre los hechos, pero no han obtenido respuesta. Así como tampoco tienen novedades sobre el avance de los sumarios administrativos que González impulsó tras el hecho. “Dispuso iniciar 43 sumarios, lo anunció el 7 de septiembre, por lo tanto al haber transcurrido un mes deberíamos tener una novedad”, sostuvo el letrado.

Por otra parte, según informó El Chorrillero, Bazla se mostró crítico por el actuar de la fiscal Sonia Fernández de Vargas que “lamentablemente atrasó más de 15 días el expediente, cuando tenía que contestar una vista en el término de 24 horas”.

Yolanda Bengolea, madre de Gil, expresó con mucha tristeza que: “Siempre fue así (la situación de abandono), varios se quejan de eso. Yo lo vi por última vez en el Servicio Penitenciario el 25 de agosto, ese día ya estaba con una tos bastante aguda, le pedí que se hiciera ver por un médico pero me dijo: ‘Mami acá nos dejan morir”.

De acuerdo al relato de Bengolea, su hijo solicitó ayuda pero no lo atendieron, motivo por el que se hizo una serie de cortes en su cuerpo para tener un motivo de inminente derivación.

“Lo sacaron para internarlo pero ya estaba grave y por ello tendría que haber pasado a terapia intensiva inmediatamente, pero lo dejaron en terapia intermedia”, remarcó.

Servicio Penitenciario de San Luis.

La familia quiso viajar a la brevedad para verlo pero según afirman, el director de la Penitenciaría les indicó que no se presentaran porque no podían estar con el. En ese sentido viajaron posteriormente, cuando su neumonía había tomado el pulmón izquierdo.

“Sólo me pidió agua mientras le corrían las lágrimas”, expresó Bengolea al recordar el último encuentro con su hijo.

Mirá también: Por la muerte de un interno, separaron del cargo a dos funcionarios de la Penitenciaría

Por ahora el juez Ariel Parrillis, quien lleva adelante la causa en su juzgado, libró oficio al Servicio Penitenciario y al Hospital San Luis para pedir la historia clínica de Gil y también pidió a la penitenciaría el informe sobre los nombres de las personas que tuvieron contacto con el fallecido. El proceso penal está en su etapa pre instructora.

Bazla concluyó informando que mantuvieron contacto con el Observatorio Internacional de Prisiones, organismo que arribará a la capital puntana en los próximos días para hacer un seguimiento sobre la situación que derivó en la muerte.

Mirá también: Aseguran que un preso de San Luis murió por “abandono de persona”






Comentarios