En los centros de salud y hospitales públicos de la provincia les decían que "no tiene nada". Tuvieron que pagar una consulta con una pediatra de la parte privada. El niño ahora está con tratamiento y fuera de peligro.


Una pareja puntana luego de deambular primero por un centro de salud barrial, luego en el Hospital Juan Domingo Perón, de la ciudad de Villa Mercedes, y finalmente pagar una consulta con una pediatra privada logró confirmar que su hijo de 3 años tenía una angina de la bacteria streptococcus pyogenes.

El caso lo pudo confirmar la familia el viernes pasado luego de que una pediatra privada le ordenara un estudio para saber si se trataba o no de la temida bacteria, conclusión que arribó tras ver los síntomas que presentaba el menor, informó El Chorrillero

Primer caso confirmado en San Luis de la temida bacteria.

Maribel Barroso, la madre del pequeño, en comunicación con dicho medio local contó que en la parte pública: “Solo le recetaron ibuprofeno” y que la confirmación de que se trataba de dicha bacteria llegó dos días después de que autoridades provinciales afirmaran que “el alerta epidemiológico no ha llegado a San Luis”.

Los padres, al no tener una obra social, no tuvieron más remedio que realizar el análisis de hisopado faríngeo en el Policlínico Juan Domingo Perón, donde recién ahí comprobaron de qué era la infección, la “famosa” bacteria puso en vilo al sistema sanitario de Argentina tras el fallecimiento de seis personas que presentaron infecciones invasivas.

Mirá también: En San Luis no hay alerta epidemiológica sobre la bacteria

Maribel contó que dos semanas atrás notó que su hijo estaba con fiebre y tos, por lo que decidió en ese momento llevarlo a un centro de salud ubicado en el barrio Eva Perón, de la ciudad mercedina. Allí los profesionales le indicaron que “no tenía nada” y le recetaron el antiinflamatorio con la intención de bajarle la temperatura.

La mamá no se quedó tranquila y, al ver que el estado de salud de su hijo no mejoraba, decidió llevarlo el miércoles pasado a la guardia del Policlínico Juan Domingo Perón.

Streptococcus pyogene: a la izquierda el resultado es negativo, y a la derecha positivo

Al igual que en la anterior oportunidad, le recetaron una vez más ibuprofeno con el agregado de que le dieron un inyectable para disminuir rápidamente la fiebre. Si bien en un principio había resultado, con el pasar de las horas volvió a tener cerca de 40º. 

Sumado a esto, un día después, la mujer al notar nuevos síntomas como dolor de cabeza, de garganta y ampollas en la faringe, decidió llevar a su hijo a una pediatra privada. 

streptococcus pyogenes

“Luego de revisarlo me dice la médica ‘no te quiero preocupar pero está re mal’, e Inmediatamente me mandó a hacer los análisis”, recordó Barroso. Ya con la orden en mano y, por no poder contar con una mutual, el viernes regresó al Policlinico para al chiquito que le hicieran un hisopado faríngeo, un test rápido para SGA (streptococcus grupo A). Dio positivo.

“Yo les decía que estaba preocupada porque había visto en la tele los síntomas de la bacteria pero me decían ‘no mami no te preocupes’. Se supone que ellos son los doctores, así que no te queda otra que darles la razón”, comentó angustiada.

Escarlatina

Afortunadamente el pequeño se encuentra estable y mejor de salud, y está bajo tratamiento para combatir enfermedad. este lunes tendrá un nuevo control médico con la médica privada y existe la posibilidad de inyectarle penicilina.

¿Cuáles son los síntomas a los que hay que estar atentos?

  • Fiebre de 38º o más.
  • Dolor de garganta.
  • Lesiones en la piel como cambio de color o manchas.
  • Decaimiento muy marcado.
  • Agitación.
  • Tendencia al sueño.
  • Rechazo del alimento.
  • Mal estado general.



Comentarios