Alguien dañó su vehículo pero no se llevó nada del interior. La magistrado sospecha que fue un hecho circunstancial o un ataque relacionado a alguna de las causas que lleva en su juzgado.


El domingo a la noche la jueza Penal 3 de San Luis, Virginia Palacios, se llevó una desagradable sorpresa cuando al salir de la casa de su mamá se encontró que alguien le había roto el vidrio trasero derecho de su camioneta Renault Duster, estacionada en calle Mitre antes de 9 de Julio, y ni siquiera se llevaron una mochila y otros elementos que había dentro del vehículo.

Palacios inmediatamente realizó la denuncia en la Comisaría 1ª, de la ciudad puntana, aunque especuló que bien pudo ser un hecho circunstancial y aislado o quizás un ataque relacionado a alguna de las causas que lleva en su juzgado.

Virginia Palacios.

La jueza llegó a la dependencia policial pasadas las 21, luego de toparse con los daños, cerca de las 20:30, cuando salió de la casa de su madre, a la que había llegado en su camioneta cerca de las 14, según relató.

El subcomisario Francisco Olguín, subjefe de la seccional 1ª, confirmó a El Diario de la República que: “Investigan el hecho como “averiguación daños”, ya que no hubo robo de pertenencias. Se hicieron pericias fotográficas del vehículo, que no está secuestrado, y se intentó identificar alguna huella dactilar, pero los peritos no hallaron nada”, confió la fuente.

“No se llevaron nada. Ni una mochila que había en el asiento trasero ni otras pertenencias. Ella (Palacios) nos aclaró que quería dejar asentado el hecho sin tener sospechas sobre el autor ni las motivaciones, pero dio a entender que podría ser un acto intencional relacionado con actos de su función”, explicó Olguín.




Comentarios