El acusado tenía pedido de captura pero vivía en la ciudad de San Luis hacía cinco meses y trabajaba de albañil y vendiendo artículos de limpieza. 


El jueves 6 de septiembre la Policía de San Luis detuvo a Ricardo Santillán, de 42 años, quien está acusado de violar por años a su hijastra, una menor de 16 años. Estaba prófugo de la Justicia mendocina hace 5 meses y estaba tranquilamente instalado en un barrio de la capital puntana. Este lunes será trasladado hacía Mendoza para que lo juzgue la Justicia. 

Santillán tenía pedido de captura y fue detenido el jueves 6 de setiembre, cerca de las seis de la tarde, en el barrio Eva Perón, Anexo II, manzana 19, casa 2. “Estaba acompañado por su cuñado. Negaba todo, decía que la mujer le había hecho una denuncia por violencia de género”, contó el subcomisario Ángel Gudiño, jefe del Departamento de Investigaciones a El Diario de la República.

Mirá también: Detuvieron en San Luis a un mendocino acusado de abuso sexual

El subjefe de la Dirección General de Investigaciones de la Policía puntana, comisario Javier Miranda informó que Santillán no tenían orden de allanamiento por lo que tuvieron que esperar a que saliera del domicilio, “lo interceptamos y no se resistió”, aseguró el comisario. 

Miranda explicó que que Santillán fue denunciado por su hijastra de 16 años, quien indicó que el hombre había comenzado a abusar de ella desde los 6, sistemáticamente y con acceso carnal durante mucho tiempo.

Santillán el día de su detención.

“Los abusos siempre ocurrían cuando la madre de la menor se iba a trabajar y él quedaba como cuidador. La causa es por abuso sexual con acceso carnal, agravado por ser el encargado de la guarda”, agregó. El pedido de captura fue librado con foto por la Policía de Mendoza.

El acusado vivía en San Luis hacía cinco meses y se dedicaba a realizar trabajos de albañilería y también se desempeñaba como vendedor ambulante de artículos de limpieza en la provincia. “Vivía con su hermano y su padre”, indicó Gudiño.

Detuvieron a un hombre buscado por abuso sexual en San Luis

El detenido quedó a disposición del juez Sebastián Cadelago Filippi, del juzgado Penal 1 de San Luis, y permanece alojado en la Comisaría 7ª”, aseguró Gudiño.

Miranda detalló que cuando Santillán fue denunciado, vivía junto a la menor y su madre en Olazábal 172 del barrio Las Bóvedas, en San Martín, Mendoza. Y que, cuando fue ubicado y detenido, mantenía la misma fisonomía de la foto que la Policía mendocina adjuntó al pedido de captura.




Comentarios