Hubo cinco demorados, pero ya fueron liberados. Autoridades aseguraron que el 90% de los incendios fueron intencionales.


El martes y miércoles de la semana pasada un incendio forestal, en la capital puntana, provocó una pérdida de 23 hectáreas de vegetación. Uno de los incendios ocurrió en cercanías de la ex ruta 20, el miércoles, y arrasó con 17 hectáreas de vegetación, otro fue próximo al Anexo III del bario Eva Perón y consumió 5, mientras que el que ocurrió en inmediaciones del barrio Unión tan solo una. 

Bomberos trabajaron para sofocar las llamas. Fotos: Nicolás Varvara, Alejandro Lorda

El subcomisario Cristian Martín Lucero, jefe de la Policía Medioambiental, informó a El Diario de la República que, afortunadamente, ninguno de los siniestros provocó daños materiales ni humanos, pero el incendio que ocurrió cerca de la planta potabilizadora de agua el miércoles tiene claros signos de haber sido intencional.

“Fue iniciado a unos 20 metros de la ruta, sobre un pajonal y la única forma de que se haya prendido es por el factor humano. Estaba muy cerca de la ruta, no había acopio de vegetación para reducir la maleza. La manipulación fue de algún elemento iniciador, como fósforos o un encendedor”, detalló. Dos personas que bajaban al momento del hecho fueron demoradas, pero posteriormente fueron liberadas. “Eran dos hombres que habían subido al cerro, como suben normalmente a caminar, solamente que venían un poco más tarde. Cuando se los revisó no se les encontró nada que diera indicio al incidente”, agregó Lucero.

Bomberos trabajaron para sofocar las llamas. Fotos: Nicolás Varvara, Alejandro Lorda

Los siniestros ocurridos el martes a la tarde en proximidades de los barrios Eva Perón y en el Unión también tuvieron demorados. “En el Eva Perón era un hombre, que encuentra el jefe de San Luis Solidario, subcomisario José Torres, que recorría la zona para ver cómo podía contrarrestar el fuego, en una zona de alta tensión, que comunica la ruta 25 con la 146. Ahí lo ve y le pregunta qué hacía ahí. Le respondió que estaba apagando el fuego. Estaba en bicicleta, con una remera quemada que parecía usar para apagar el fuego. Llamaba la atención que estuviese todo rayado por los arbustos y sus manos marcadas por las rayaduras de los árboles”, describió. A pesar de que el vecino fue encontrado en esas circunstancias, el Juzgado Contravencional lo liberó. “No se le secuestró nada que pudiera presumir con el origen del incendio. Son directivas del Juzgado”, expresó.

Los Bomberos de San Luis no tienen descanso.

Por último, en el barrio Unión el fuego inició en un pozo en el que se arrojaban residuos y allí se detuvo temporalmente a dos personas. “Uno era el dueño del campo y el otro un amigo, quienes estaban ayudando a apagar el incendio. Tampoco se les secuestró elemento alguno”, resumió el subcomisario Dario Zabala, jefe de Bomberos de la Policía.

Luego añadió que las investigaciones por los hechos continuarán y calculó que los últimos incendios en la región central de la provincia ya provocaron la pérdida de 20 mil hectáreas y considera que el 90 por ciento de ellos fueron intencionales.




Comentarios