El domingo a la noche el foco había sido reducido en un 80%. El lunes a la mañana, dos dotaciones de El Trapiche volvieron a ascender para tratar de ponerle fin.


Hace más de dos semanas que los bomberos voluntarios de El Trapiche, en San Luis, trabajan incansablemente para sofocar los distintos incendios que afectaron a las sierras de San Luis. El domingo a las 23, el jefe del cuartel y el jefe del San Luis Solidario decidieron hacer bajar a todo el personal por el riesgo de accidentes ya que es una zona de muy difícil acceso. Pero lo pronósticos eran buenos, ya que el 80% del foco activo había sido controlado y esperaban que las bajas temperaturas de la madrugada contribuyeran a sofocarlo completamente. No obstante, durante la mañana del lunes dos dotaciones volvieron a ascender a las sierras para sondear la situación.

Bomberos de El Trapiche combatiendo el fuego.

La subjefa de bomberos de El Trapiche, Juana Alzaga, informó esta mañana a El Diario de la República que: “La punta del incendio, que había quedado activa, teóricamente se tenía que cortar en la costa del dique Esteban Agüero. Hasta anoche a las 23 – por el domingo – el fuego había sido controlado en un 80% sin peligro para las pocas viviendas de la zona, que de todas maneras fueron resguardadas desde un principio”.

“El domingo bajamos a todo el personal aproximadamente las 23, en común acuerdo con el jefe del San Luis Solidario. Hay muchas quebradas. La mayoría de los lugares son de difícil acceso para los bomberos y muy peligrosos, y como sabrán, ya tuvimos un bombero herido y no queríamos arriesgar al resto del personal”, comentó Alzaga.

Bomberos de El Trapiche combatiendo el fuego.

El lunes a primera hora “subió una dotación y ahora subirá otra a mi mando. Dependiendo cómo este la situación vamos a solicitar el apoyo de brigadistas del San Luis Solidario y si se requiere, más apoyo de otros cuarteles”, concluyó.




Comentarios