La mujer se fracturó la cadera y tuvo traumatismos en uno de sus brazos luego de que caerse por un derrame de un producto en un pasillo de las instalaciones de la sucursal, en la ciudad de San Luis. 


La reconocida cadena de supermercados Vea, de San Luis, deberá indemnizar a Mercedes Sesmilo, una clienta que se cayó por un derrame de un producto en uno de los pasillos del sector “Limpieza”, se fracturó la cadera y tuvo traumatismos en uno de sus brazos. Tras cinco años de una lucha legal, la mujer consiguió Justicia. 

Así lo ratificó un fallo de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Minas y Laboral Nº 2 de la Primera Circunscripción Judicial de San Luis, que condenó a la firma Jumbo Retail Argentina SA a indemnizar a la mujer por la caída que sufrió en uno de los pasillos del supermercado Vea en 2012, tras resbalar porque había un líquido derramado, “que tenía la apariencia de champú para cabellos, que se confundía con el color claro del piso”, según figura en el expediente de la causa, informó El Diario de la República.

Los jueces de la Cámara Civil 2, Néstor Milán y Estela Bustos lo comunicaron. Foto: Martín Gómez.

Los jueces de la Cámara Civil 2, Néstor Milán y Estela Bustos, confirmaron la sentencia de primera instancia dictada en setiembre del año 2017. “Cuando estaba transitando por el sector de perfumería, se topó con un líquido en el piso que hizo que se resbalara y se cayera. Así está denunciado en la demanda y en el expediente se probó no solo la caída, sino también el causante. La empresa apeló el fallo de primera instancia con el argumento de que la mujer cayó por su avanzada edad”, explicó Milán.

Además de golpearse uno de sus brazos, Sesmilo se fracturó la cadera izquierda como producto del impacto contra el suelo y le tuvieron que colocar una prótesis.

Pese a que la defensa de Jumbo intentó atribuir el siniestro a la víctima, el tribunal ratificó el veredicto original, que interpretó que fue por negligencia de la empresa, que ahora deberá pagar una cifra superior a los 100 mil pesos, 50 mil en concepto de daños y perjuicios, mientras que la mitad restante corresponde a los intereses acumulados por los años que transcurrieron desde el suceso, en febrero de 2012.

“La sumatoria de todos esos gastos documentados arroja la suma de 27 mil pesos”, según consta en el expediente, que agrega que la víctima pudo afrontar el costo de sus lesiones y los médicos, “porque Dosep – la obra social del Gobierno de San Luis – tuvo la decencia de cobrárselo en cuotas”. Además de la prótesis y la cirugía, tuvo otros gastos como traslado ambulatorio, elementos de rehabilitación, de pañales, de maderas para confeccionar su cama, medicamentos, elementos de higiene y ropa de cama durante su estadía en el sanatorio, entre otros.

Milán señaló que el fallo es un antecedente en la ciudad para que la gente sepa que la Justicia “recibe estos casos y le da una respuesta como consumidores”.


En esta nota:

San Luis Supermercados Juicio


Comentarios