Por un cortocircuito, una madre y sus tres hijos se quedaron con lo puesto. A pesar de la ayuda de los vecinos no pudieron salvar nada. Enterate como podés ayudarlos.


Agustina Torres aún no encuentra consuelo por el terrible incendio que vivió en su casa el viernes en la noche, cuando un enchufe de una de las habitaciones entró en cortocircuito y rápidamente un colchón ardió en llamas. Fue en el barrio 9 de Julio y los vecinos ayudaron a salvar algunas pertenencias. 

Incendio en barrio 9 de Julio

Desconsolada, Torres explicó a Milton Job para Radio Popular, que el incendio comenzó en la pieza de los niños y a partir de ahí rápidamente se descontroló. “Nos quedamos con lo puesto, es lo único que tengo y algunas cosas que recuperé gracias a los vecinos que me dieron una mano, pero no tengo nada”, manifestó angustiada. 

A pesar de la desgracia que vivieron Agustina y sus tres hijos, uno de 11 años, una nena discapacitada de 8 años y una bebé de 7 meses, resultaron ilesos. “Por suerte, pude sacar rápidamente a mi nena discapacitada de 8 años que había sido operada el martes”, relató.

Incendio en barrio 9 de Julio

Actualmente están viviendo en la casa de una vecina y pide por la solidaridad de la gente, “necesito camas, colchones, frazadas, pañales, abrigos, ropa para niños y alimentos no perecederos porque no tengo heladera. Actualmente estoy limpiando mi casa y viendo aún que puedo salvar” explicó Agustina. 

Para donaciones comunicarse al 0266-154865893.



Comentarios