Un juzgado de San Luis le impuso una orden de restricción y una exclusión del hogar. Solo estuvo detenido doce horas.


Un hombre golpeó, amenazó a la mujer con un cuchillo, fue detenido y solo pasó 12 horas en la comisaría 1ª de la capital puntana. El miércoles lo liberaron y el juzgado le impuso una orden de restricción y una exclusión del hogar. 

Según revelaron fuentes policiales a El Diario de la República la victima (38) le contó a la Policía que esta separada hace un tiempo ya de Alberto Salinas (46). Antes convivían en un departamento céntrico y con la excusa de que ella aún tiene cosas de él, el agresor solía volver a la casa.

Desde la oficina de Relaciones Policiales informaron que el hecho ocurrió en una vivienda de calle Junín al 500, entre Maipú e Hipólito Irigoyen, cerca de las 20:30.

Sin embargo, el martes a la noche una discusión terminó mal porque Salinas la insultó, golpeó y hasta la amenazó con un cuchillo.

Afortunadamente la víctima alcanzó a llamar al 911 y motoristas de la Policía y un patrullero de la Comisaría 1ª acudieron al domicilio. Allí los uniformados comprobaron que Salinas seguía increpándola.

El agresor fue demorado y pasó 12 horas en la Comisaría 1ª, de donde salió con una orden de restricción y una exclusión del hogar.

Para descartar la posibilidad del tema de que sus pertenencias en la casa sea una excusa, la Policía iba a acompañarlo a sacar todo lo que quedaba.




Comentarios