Sucedió mientras el pequeño de tres años jugaba en el patio de su casa y, por causas que se tratan de establecer, cayó al agua. No pudieron salvarlo.


Un nene de tres años murió ahogado tras caer en una pileta mientras jugaba en el patio de su casa, en la localidad de Potreros de los Funes, a unos 15 kilómetros de la capital puntana, según informaron el miércoles fuentes policiales.

El hecho sucedió el martes, pero se conoció este miércoles. Sucedió durante la tarde, minutos antes de las 19, cuando el niño jugaba en el patio de su casa y, por causas que se tratan de establecer, se cayó a la pileta.

Potrero de los Funes, San Luis.

Inmediatamente, la madre del nene lo sacó del agua, llamó a emergencias y a los pocos minutos los médicos lograron reanimarlo y lo llevaron de urgencia al Hospital de San Luis, donde poco después falleció.

El jefe de la Comisaria 33ª de la localidad turística, Eduardo Morán explicó a la prensa que las precisiones del caso serán aclaradas en las próximas horas debido a que la madre del menor tuvo un ataque de nervios y debió ser hospitalizada.

Según informó El Diario de la República, el juez Flores Leyes ordenó la autopsia del cuerpo.




Comentarios