Jonathan Magallanes tenía 18 años y falleció el viernes pasado al recibir un disparo en la zona torácica. Su madre asegura que ya lo habían amenazado de muerte.


Este lunes la Policía de San Luis detuvo a un joven de 25 años conocido como “Chechu”, quien está sospechado de haber baleado y asesinado a Jonathan Luciano Magallanes de 18 años el pasado viernes durante una pelea entre familias en el barrio 200 Viviendas de la capital puntana, según informaron fuentes policiales.

El sospechoso quedó a disposición del Juez del Crimen 1 de San Luis acusado del crimen de Magallanes, cuando el viernes por la noche la víctima estaba entre las manzanas C y D del mencionado barrio.

Según informaron fuentes policiales a Radio Nacional San Luis, la Policía intervino a raiz de un disturbio, donde Magallanes recibió un disparo en la zona torácica y fue trasladado en un vehículo particular hasta el Hospital del Sur, pero su cuerpo no resistiíó y murió como consecuencia del disparo.

La forense Patricia Gallardo realizó la autopsia y determinó que el joven de 18 años murió a causa de “una hemorragia intratorácica aguda”, debido a una lesión pulmonar como consecuencia del pasaje de proyectil de arma de fuego.

Según informaron, entre las familias enemistadas había una orden de orden de restricción de acercamiento.

“A mi hijo no lo asesinaron en una pelea”

Jessica Garro, la madre de Jonathan Magallanes, aseguró entre lágrimas a El Diario de la República: “A mi hijo no lo asesinaron en una pelea, como se dijo. Él había ido a comprar a la vuelta de casa, y este grupo de chicos del otro barrio –en referencia al Padre Mugicalo tiroteó a él y a un amigo. Ya me habían amenazado con que me lo iban a matar, y cumplieron. Lo mataron como un perro, no atinó ni a defenderse. Se murió en mis brazos, no llegó”.

Jonathan era el mayor de los cinco hijos que tiene la pareja, en su casa de la manzana C del referido barrio de la zona sur de la Capital.

Jessica llora la muerte de su hijo, Jonathan Magallanes. Foto: El Diario de la República.

“Nosotros casi no estamos acá. Los chicos tienen sus actividades. Jony, por ejemplo, iba a la escuela tres veces a la semana, en la casa de Gobierno vieja. Su sueño era anotarse en el Ejército. Estaba más en la casa de la novia, en El Bajo, que acá”, contó su papá al mencionado medio unas horas despues de darle el ultimo adios.

El tragico viernes, sus familires contaron que Jonathan había ido al centro a comprar ropa y después a lo de su novia, donde sus padres fueron a buscarlo.

Luego junto con Maico, un vecino, fueron a comprar a un negocio y allí sucedió lo peor. Lo balearon, al parecer, desde una motocicleta. Según aseguraron los familiares de la víctima, los responsables serían un grupo de jóvenes que viven en el barrio Mugica, con quienes hay un enfrentamiento de larga data.

La Policía de San Luis durante los allanamientos por el crimen de Jonathan Magallanes. Foto: El Diario de la República.

“La diferencia viene porque los del otro barrio quieren venir a mandar acá, quieren que los chicos de acá hagan lo que ellos digan. Mi hijo no se peleó. Pero, como todo chico, cada vez que los otros hacían algo, él reaccionaba, respondía”, explicó la madre.

“Aunque hubiera habido una pelea, mi sobrino no merecía que le hicieran esto”, dijo la tía materna y aseguró que este lunes a la mañana, familiares y vecinos se congregarán frente al Poder Judicial para pedir que las autoridades judiciales actúen rápido y que ordenen la detención de otros jóvenes que participaron en el hecho. A quienes ellos conocen por los apodos.

“No voy a descansar hasta que haya justicia. No quiero que otra madre pase por lo que estoy pasando, porque ellos dijeron que ahora vienen por los otros chicos”, sentenció Jessica.




Comentarios