La empresa de transporte urbano de la capital puntana solicitó que la tarifa cueste $28.


El jueves 26 de septiembre estaba estipulado que el Concejo Deliberante de la capital puntana tratara la solicitud de Transpuntano, de aumentar la tarifa de transporte urbano a $28. Pero se volvió a postergar, no ingresó a la orden del día y se pasó para la semana que viene.

La Municipalidad de San Luis solicitó a fines de julio que la tarifa llegara a los $32,50.

Luego, a principios de septiembre la concejal María José Domínguez, del bloque San Luis Somos Todos, emitió un despacho para llevarlo a $26, pero a pesar de que llegó al recinto, la misma concejal propuso una moción planteando que el proyecto regresara a comisión y de esa manera no se trató.

Por su parte el edil Javier Suárez Ortiz, de San Luis Unido, manifestó a El Chorrillero que desde su bloque están a la espera del estudio de costos por parte de la empresa.

La Municipalidad de San Luis solicitó a fines de julio que la tarifa llegara a los $32,50.

“Nuestra postura sigue siendo la misma, no vemos que haya fundamentos serios para aumentar teniendo en cuenta que hemos identificado que hay costos que se están trasladando al usuario que no deberían y tenemos la preocupación de que el Gobierno provincial tampoco tenga voluntad de aportar recursos públicos al sistema de transporte”, exhortó al medio local.

Suárez Ortíz analizó que de los boletos que cobra Transpuntano, el 30% corresponde a los gratuitos (estudiantil y el de jubilados) los cuales deben ser subsidiados por la Comuna.

En ese sentido explicó: “Hemos identificado que desde hace varios años no se paga la totalidad, sino la mitad o una porción menor y al no poner ese dinero, se genera una deuda, que estimamos que al día de la fecha podría rondar en los 40 millones de pesos”.

“El Concejo no tiene la responsabilidad de esta situación, es lo que quieren generar, echarle la culpa de que es responsable por el contexto que atraviesa la empresa porque no aumentamos. La cuestión pasa por la falta de inversión de la Municipalidad y de la decisión política del Gobierno provincial de no poner ni un peso al sistema de transporte”, declaró ante las críticas de que la Legislatura municipal no sanciona la suba.

Luis “Piri” Macagno del bloque unipersonal, Identidad Popular, se mostró de acuerdo con su par y afirmó que tampoco acompañará el incremento.

“Lo que estamos viendo, es que no hay consenso en el Concejo en torno a aplicar un aumento fruto de que no contamos con la información necesaria y me parece que sin eso, es muy difícil tomar una decisión”, concluyó.



Comentarios